Inicio > Coaching personal > Querer es poder

Querer es poder

Cuentan una fábula que había una carrera de ranas y ganaba aquella que subiera primero a la torre, la gente del pueblo que estaba mirando dicha prueba empezó a gritar que “perdían el tiempo”, “jamás lo lograrían”, “que abandonaran”, “que se iban a matar” y muchas cosas más. Al cabo de un largo rato las ranas comenzaron a desistir de la prueba, menos una que siguió con toda su valentía, fuerza, dolor y constancia, para que al cabo de una hora llegara a la cúspide de la torre. Ante semejante gesta, las ranas fueron a preguntarle a ésta como lo había logrado pero resultó ser que era sorda, moraleja cuando uno tiene un sueño positivo ponte sordo ante todos los destructores de sueños.

Es muy curioso como las personas están constantemente evaluando las cosas negativas y enviando esos mensajes a los demás cuando hacen algo diferente, o quieren cumplir un sueño, o una visión, o simplemente lo definen como suerte, es decir, todo aquel que busca la satisfacción recibe un bombardeo de negatividad en vez de ser animado. Porque la mayoría de las personas tienden a no moverse de la zona cómoda, por más que no estén a gusto, y cuando quieren hacer algo diferente ante el primer mensaje negativo, abandonan y echan culpas al mundo, porque para llegar a la cúspide de la torre hay que sudar, embarrarse, caerse, pasar momentos de incertidumbre, nada viene del cielo pero claro lo que no saben que el premio final es muy grande, la plenitud, la felicidad de lograr cosas que le hacen sentir feliz. Porque hay que entender que en la vida todo es posible y que las limitaciones las pone uno mismo, los seres humanos somos altamente creativos, llenos de recursos y completos, por eso cualquiera que se proponga objetivos y está totalmente convencido de ellos, no habrá nada ni nadie que lo pueda detener, porque el tiempo irá marcando cuando se hará realidad ese sueño.

Estoy acostumbrado a escuchar “quiero pero no puedo” y esa frase la cambio por “querer es poder”, el que quiere algo lo logra y sino es así, es porque no está convencido realmente de que lo quiere, porque cuando uno busca algo debe darlo todo y a veces eso de pensar que se puede sufrir momentáneamente hace que la persona retrocede, se busque todas la excusas posibles y se queda en su zona de confort, pero a su vez esos pensamientos lo transmite a los demás. Quitemos del medio las limitaciones impuestas por nosotros mismos y tomemos la actitud de la rana, oídos sordos y a conquistar nuestro sueño.

Categorías:Coaching personal
  1. elvira castro
    18/07/2012 en 23:22

    ME GUSTAS PROFESIONALMENTE ABLANDO, SOLO LEY TU FABULA Y ME DIJO LO QE ESPERABA ESCUCHAR DE LOS AMIGOS Y FAMILIARES., PERO NUNCA SUCEDIO, Y ATI SIN CONOCERTE ME DISTE FUERZA PARA SUBIR ARRIESGARME Y PODER SER.

    • 19/07/2012 en 7:32

      Muchas gracias Elvira por tu tiempo y tus palabras, es un gran placer que el post te aporte ideas y ayuda para tu persona.
      Un abrazo y que tengas un muy buen días.

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: