Inicio > Coaching personal > Momento de cambio = momento de estrés

Momento de cambio = momento de estrés

Estos días estoy totalmente ocupado con mi mudanza de piso, algo que no es muy agradable para mí, por varias cosas como por ejemplo, limpieza, traslado, equiparle, horas profesionales perdidas, colocar todo para sentirme a gusto y además identificarme con el lugar, etc.,  pero lo más duro es hacerse la idea de que todo esto lleva un tiempo para llegar a la situación deseada..

Lo mismo ocurre con las personas, que llevando esto de la mudanza al plano de los seres humanos, cuando los cambios se presentan avisando que debemos modificar conductas, hábitos, modales, etc., es increíble como ponemos varias resistencias y obstáculos, porque nos acomodamos de una manera muy profunda, que se hace muy difícil salir de ella.

Porque recuerdo que cuando me mudé al piso que estoy dejando, no me gustaba nada, al final me fuí acomodando y a día de hoy estoy súper a gusto, por eso no me quiero ir al nuevo sitio, pero mi interior me dice que será muchísimo mejor el cambio por varios aspecto, que seguramente será así, pero llevo unos días resistiéndome a ésa sensación, aunque habitualmente sé muy bien que mi interior nunca se equivoca, en cambio mi mente y saboteadores sí.

Con los cambios en las personas pasa lo mismo, comienzan a vivir de una manera, con un determinado entorno, que van entrando lentamente en una comodidad y un confort que al final perjudican el poder crecer, ser mejores y ser uno mismo en la mayoría de las ocasiones.

Por eso cuando debemos terminar con una situación que no nos aporta ya más nada, y se nos viene encima “el momento de cambio=momento de estrés” (es un ataque directo a la comodidad y a la mediocridad), provoca en nosotros, insatisfacción, miedos y hace que nos convertimos en un mar de dudas.

A cuántos les ha pasado, que sabían que debían dejar su trabajo actual, que la oferta que tenían del nuevo era la ideal, pero el hecho de pensar en abandonar la situación de confort-mediocridad les creaba mil dudas, a sabiendas de que el nuevo trabajo les otorgaría muchísimos más beneficios que el otro, pero así había resistencias.

Está claro que la vida es acción, cuanto más quietos nos quedemos, más conservadores seremos para nuestra vida,  con lo cual censuraremos más nuestra creatividad, nos pondremos más límites, encerraremos con llave nuestras emociones y obteniendo así una vida marcada por la infelicidad, mediocridad, y conformismo,

Sin embargo aquellos que arriesgan (con un sentido), que busquen traspasar sus límites, viviendo en constante concordancia con sus valores, siendo flexibles y humildes en el aprendizaje, seguramente serán personas que vivirán en plenitud y felicidad por el resto de sus vidas.

Categorías:Coaching personal
  1. 30/09/2010 a las 0:20

    Muy sincero me gusta.
    La comodidad es algo instintivo.
    Todos estamos cómodos hasta un cierto punto en donde estamos.
    Y todo cambio que rompa esa comodidad cuesta.
    No importa que te mentalices, que digas que es para mejor.
    Nos gusta lo cotidiano, lo de siempre.
    Y nos cuesta horrores salir de nuestra zona de confort.

    • 30/09/2010 a las 12:27

      Comparto tu opinión, la comodidad es el enemigo número 1 del querer crecer y mejorar, pero tiene la virtud de atraparnos, pero tenemos como herramientas nuestros sueños, valores y ganas de crecer. Gracias por participar y opinar, un abrazo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: