Inicio > Coaching personal > Se creen inmortales pero ……

Se creen inmortales pero ……

La pasada semana me reuní con uno de mis primeros clientes de Coaching financiero, y me llevé una gratísima sorpresa al verle la expresión de su cara, le ví mejor de lo que pensaba, es verdad que no nos veíamos hacía más de un año, pero los avances y crecimiento que había conseguido en su vida me impactaron, se suele decir que el reflejo del alma es la cara, en este caso se cumplió la frase al ciento por ciento.

A medida que me contaba sobre sus cambios y transformación personal, él me recordó una frase que le dije en una de las sesiones, la cual era “la mayoría de las personas se creen inmortales, se la pasan toda la vida especulando sobre el futuro, intentado modificar el pasado, olvidándose del presente hasta que un día todo se acaba”.

Según este cliente, que se llama Francisco, tuvo tal impacto que a partir de allí se tomó en serio que debía abandonar la vida que llevaba, la de la mediocridad, la de estar todo el tiempo en papel de víctima, criticando y enviadiando a los demás, queriendo modicar su pasado inmodificable y soñando en un futuro mejor, sin hacer nada en el presente para provocarlo, sólo confiando en la suerte.

Por eso estos días he estado observando más de lo normal, como muchas personas se dedican a despilfarrar el tesoro más importante que tenemos en nuestras manos, que es nuestra vida, porque como todo, tenemos una fecha de inicio y también una fecha de caducidad, esto es irremediable, es el ciclo de la vida.

Pero lo peor de todo es que no sabemos cuando tenemos que marcharnos, con lo cual hay que convertirse desde ahora, para quienes no lo han hecho, en el protagonista de su vida, no perdiendo el tiempo en cambiar hechos del pasado, que son eso, cosas inmodificables, tampoco en decir lo que harás en el futuro cuando no estás convencido de ello ni estás haciendo nada para eso.

Una cosa es planificar el futuro y soñarlo, pero desde la base del HOY, del presente, la vida es ahora, no mañana, ni pasado porque no sabemos que va a ocurrir, vamos al menos yo, que no soy futurólogo ni veo el mañana.

Con esto digo que no perdamos el tiempo en largas discusiones sobre temas que no nos aportan nada, veo en mi entorno gente que opina y discute de todo que no le aporta nada en su vida!!!, sólo le quita energía y genera más carga de negatividad a su vida, provocando más mediocridad a su vida, sin ningún tipo de visión de vida.

Por eso os invito a pensar en el AHORA, no a decir el año que viene haré ……… y luego a los quince días del año mueren en el intento, hagan las cosas desde ya, como decirles a vuestros hijos cuanto los quieren, a regalar un flor a tu pareja y no esperar un aniversario para hacerlo, a regalar sonrisas, a empezar hoy el camino hacia los sueños y no esperar hacerlo dentro de diez años, por eso Francisco me hizo el mejor regalo Navidad al hacerme recordar de que “se creen inmortales pero………”

Anuncios
Categorías:Coaching personal
  1. 13/12/2010 en 17:52

    Querido Consejero aprovechando el HOY te diré que a mí me gusta más el AQUÍ y AHORA.

    Seguramente estamos hablando de lo mismo sin emabargo para mí el matiz es más concreto ¿Qué puedes hacer aquí y ahora?, ¿Qué hay ahora aquí, es estas palabras?.

    Por todo ello aquí y ahora te felicito por tu empuje y entusiasmo en la defensa de no prolongar más lo que tanto vamos prolongando. Gestionar los problemas exige equilibrio emocional puesto que un problema planteado induce a un cambio, lo que equivale a aceptar una determinada porción de incertidumbre, algo que suele darnos miedo. Pero el miedo es la emoción por antonomasia porque dispara en nosotros la defensa de la supervivencia, nuestro valor más preciado.

    El miedo puede definirse de muchas formas pero, en esencia, es la aversión a la pérdida. Perder lo que tenemos es una emoción tan intensa que nos invita a no movernos de los modelos estables. Ante la disyuntiva de ganar o el miedo a perder no hay color. Elegimos no perder, aunque ello suponga aceptar un cierto grado de obsolescencia cuyos daños a medio plazo no podemos limitar sencillamente porque no depende de nosotros. Pero como es “a medio plazo” pues no hay que preocuparse demasiado. Dios proveerá.

    Viva la emoción y el coraje del aquí y ahora.

    Un abrazo consejero!

    • 13/12/2010 en 22:19

      Muchas gracias por tu reflexión consejero, pero da igual si para ti es “Aquí y ahora”, si para mí es “Hoy” ú para otro es “ahora”, lo que importa es estar presente y vivir el momento, sin dejar de tener en cuenta tus visión de vida.
      Muchas gracias por opinar Diego, un fuerte abrazo.

  2. 14/12/2010 en 23:26

    Muy bueno, Germán. Y sí hay que vivir el ahora. Quisiera agregar otros principios, si me lo permites, y así ya vamos avanzando en cuestiones más prácticas, aunque aún “de base”.

    En India tu planteo corresponde al “yoga de la acción” o “karma yoga”, porque hay diferentes yogas para diferentes personas y etapas de la vida. Sin duda para quienes nos movemos en el ámbito de las empresas y organizaciones, en plena juventud, la “acción” es la vía y el “hoy” el modo.

    También se dice que uno debe “concentrar su mente en la acción”. Eso implica tener buen control de la mente, la cual “es más difícil de controlar que tratar de detener el viento con la mano”. Además de controlar la mente, es necesario tener control sobre los impulsos del cuerpo, para que no nos desvíen de la meta; pero si uno controla la mente, lo demás es pan comido.

    Otra cosa es que “es mejor hacer la tarea que a uno le corresponde, aunque se haga mal, que hacer la tarea de otro perfectamente”.

    Y finalmente: “actuar con desapego de los resultados”. Esto a veces es difícil de comprender. El principio es que uno debe realizar su esfuerzo y ya. El resultado puede ser cualquier cosa, en todo caso hay muchos factores causales aparte de mi acción, así que no debo estar expectante del mismo. Esto también tiene que ver con el “ahora”.

    Todos estos principios se pueden encontrar en el libro que más me gusta, el más famoso de India, llamado Bhagavad-Gita, en sus capítulos 2 y 3 (tiene 18 capítulos).

    • 15/12/2010 en 14:17

      Gracias Agustín por tu aportación que particularmente desconocía, muy interesante, gracias por dedicar unos minutos a leer el post y participar, un fuerte abrazo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: