Inicio > Coaching personal > ¿Cuál es tu intención al regalar?

¿Cuál es tu intención al regalar?

El pasado jueves estaba en un centro comercial, mientras hacía tiempo hasta la hora para ir a una sesión,  y me dediqué a observar a las personas que había a mi alrededor, más que nada miraba lo que compraban, que elegían, quería descifrar mediante sus miradas la intención que ponían al elegir los regalos.

De camino a la sesión, iba reflexionando acerca de lo que había visto, la conclusión a la que llegué fué contundente, la mayoría compró con la intención de sacarse el compromiso de encima, comprar lo primero que veía, si el precio le cuadraba bien y sino cualquier cosa, con tal de quitarse la obligación de encima.

Al llegar a la sesión, el cliente me recibió en su oficina con una enorme sonrisa que surgía desde sus entreñas, cosa que me sorprendió, porque era la primera vez que la veía así, lo cual hizo que lo visto la última hora, el llamado “espíritu navideño”, se me haya ido como agua entre las manos.

Notaba algo muy placentero en el ambiente para ésa sesión, al margen que era la última de este proceso. Le pregunté a ella que siginificaba ésa fantástica sonrisa, acto seguido, comenzó a contarme desde su SER los cinco cambios que iba a realizar a nivel personal y como los haría, aparte de haber cumplido ésa última semana con los compromisos profesionales que había asumido, antes de comenzar el proceso propuestos por la empresa.

Para mí lo que estaba estaba escuchando, se había convertido en mi regalo de Navidad, debido a que el proceso fué dificil, ya que al ser impuesto por la empresa, a la persona le cuesta muchísimo abrirse, ya que considera innecesario hacer cambios, aunque sabe en el fondo que siempre hay algo más que puede mejorar. Pero con el transcurso de las sesiones fuimos juntos tomando más confianza, y a partir de allí ella comenzó a relacionarse con su SER, a escucharle, a levantar su autoestima y a derribar algunas creencias limitantes.

Al terminar la sesión, luego de los deseos correspondientes, mientras volvía a mi casa con mi regalo de Navidad, que no les he dicho, pues se trataba de ver a una persona como desde su sonrisa más auténtica, había logrado hacer un “click” a su vida, y le dió más sentido a éstas fechas, que supuestamente deben transmitir esperanza, paz y amor, algo que se siente cada día menos.

Por eso a la hora de escoger un regalo, será muy importante que le pongan intención a ésa acción, porque sino el resultado será lo que venga, como las personas que compran en el centro comercial, porque también os diré que ésa también es la filosofía que le ponemos a nuestra vida, es decir, si hacemos las cosas sin una intención clara, nuestra vida será sin rumbo, como ésos regalos que se hacen y la persona que los recibe, rápidamente piensa en tirarlo ó llevarlo a cambiar.

Porque cuando ponemos energía positiva, una intención clara y pasión a cada cosa que hacemos, los momentos se hacen muy agradables, por eso los regalos no necesariamente deben ser objetos, como veía en el centro comercial, tal vez con un gesto desde nuestra autenticidad es suficiente, como hizo mi clienta, ella no sabe el “regalazo” que me hizo con su sonrisa auténtica, pero para mi ha sido algo muy grande teniendo en cuenta lo que fueron estos meses.

Finalmente me gustaría que reflexionaran a la hora de comprar regalos, en la intención que pondrán, que significa ésa persona en vuestra vida y que quieren transmitirle con ése regalo, tal vez al responder éstas preguntas, los regalos de Navidad cobren sentido, se ahorren dinero ó se replanteen ciertos obsequios.

Les deseo una feliz Nochebuena y Navidad, que la PAZ, el AMOR y la LUZ los envuelvan totalmente, muchas gracias a todos vosotros por hacerme crecer cada día con vuestros comentarios y aportaciones, un fuertísimo abrazo virtual.

 

Anuncios
Categorías:Coaching personal
  1. 22/12/2010 en 14:37

    Feliz Navidad Marco,

    Querido Germán que experiencia tan bonita, gracias por compartirlo.

    Ya se sabe la sonrísa es una línea curva que lo endereza todo. Por ello animo y respaldo tu post para que el regalo sea ¿qué puedes tú aportar al 2011 como regalo? más que esperar pasivamente a que te “caiga un buen año”.

    Por último Germán, desearte también que pases unas felices navidades llenas de calor, afecto y ternura.

    Sueña despierto amigo mío porque el 2011 está a la vuelta de la esquina esperando a que le aportemos humildad, profesionalidad y mucha creatividad.

    Un abrazo. Diego Martos

    • 22/12/2010 en 18:49

      Muchas gracias Diego por tus palabras, agradezco tu participación con tus reflexiones, es un lujo tenerte en este espacio, también desearte muy felices fiestas, un abrazo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: