Inicio > Coaching ejecutivo, Coaching personal > Ha llegado el momento de cumplir los buenos propósitos!.

Ha llegado el momento de cumplir los buenos propósitos!.

Terminadas las fiestas, comienza oficialmente el año, el arranque de nuestras obligaciones y rutinas varias, como también un clásico de cada año, “los nuevos propósitos”, algo que me aburre oírlo, porque la mayoría de las personas se ponen objetivos y metas, que ya saben de antemano que morirán antes del mes de febrero.

Esto sucede por una sencilla razón, que no se siente profundamente el propósito que queremos cumplir ó cambiar, porque si las cosas no se hacen con pasión, con convencimiento interior y con actitud, todo será una buena intención, y a esto se lo lleva el viento.

Por eso hoy, mediante este artículo, quiero transmitirles que “ha llegado el momento de cumplir los buenos propósitos”, con lo cual les daré algunas pistas de lo que suelo explorar con los clientes y gente cercana a mi entorno, cuando buscan alcanzar un objetivo ó un logro.

Arranquemos, primer cuestión, hay que tener ganas de cambiar, es decir dejar de hacer las mismas cosas de siempre, porque sino sus resultados serán los que ya conocen, insatisfacción, cansancio, tristeza, incomodidad, mediocridad, estancamiento, nada nuevo.

Una vez que se hayan concienciado de que hay que cambiar, hábitos y estrategias, vienen las preguntas que más me gustan: ¿qué quiero?, ¿que beneficio me reportará en mi vida? ¿cómo seré con ése objetivo logrado? ¿qué tiempo me llevará? y finalmente, ¿que pasos debo hacer?. Una vez respondidas estas preguntas y si siguen con ganas de continuar el reto, pues adelante, porque han resuelto el cincuenta por ciento, porque de ahora en más cuando llegue algún momento de duda ó ganas de abandonar, solamente recordando las respuestas, hará que eso sea un elemento muy potente para avanzar en el camino.

Luego viene la etapa de los cambios, y eso me refiero a lo que no les gusta a la mayoría, ordenar horarios, modificar costumbres, tiempos de ocio, alimentación, horas de descanso y también que tipo de amistades nos convienen y cuales son perjudiciales para nuestro objetivo.

Les doy un ejemplo con una charla que mantuve con un gran amigo la pasada semana, el cual piensa empezar el gimnasio, por séptimo año consecutivo, así que le pasé mis preguntitas y quedamos en vernos en dos días para analizar sus respuestas.

Le ví muy animado con su respuestas, así que le pregunto para que vas a ir al gimnasio, “pues necesito adelgazar y cuidar mi salud, además me reportará el beneficio de sentirme a gusto, menos cansado, más ágil, descansaré mejor y al hacer ejercicio eliminaré tensiones. Además me sentiré más contento con mi aspecto físico, algo que a día de hoy me molesta y hace que me muestre menos al mundo.

Me pareció bastante claro hasta ahí, y le digo ¿que plan tienes?, “debo adelgazar 12 kilos, me tomaré 4 meses en hacerlo, quiero adelgazar unos 3 kilos al mes y lo acompañaré de una dieta equilibrada, así que mes a mes iré controlando los avances”, me dijo todo encantado, pero su plan se desmoró como castillo de arena cuando le dije, “que harás con tu entorno, porque salen de copas de miércoles a sábados y si tú vas a hacer el plan del que me cuentas, deberás abandonar ése hábito y seguramente con el tiempo dejarán de ser tus colegas”.

Saben que ocurrió, se lo pueden imaginar…….. el plan de adelgazar se abortó antes de empezar, al menos se ahorró el dinero del gimnasio (porque pagar para dejar de ir es un buen despilfarro de dinero), por eso me pareció interesante compartir con vosotros este ejemplo tan común y hacerles ver que cuando uno quiere hacer un cambio “EN SERIO”, esto lleva ciertos cambios de costumbres y hábitos, es decir cosas nuevas para obtener resultados diferentes a los conocidos, porque sino más de lo mismo.

En este mes me dedicaré en el blog a ir explicando como se define una visión de vida, como clarificar objetivos y lograr una gestión adecuada del tiempo, un abrazo para todos y muchas gracias por estar ahí.

Anuncios
  1. 11/01/2011 en 0:25

    excelente,amigo,animo.por compartir,yo le dseo sabiduria,para este año…mucha sabiduria..gracias

    • 11/01/2011 en 7:36

      Muchas gracias Carlos por tus palabras, te deseo lo mejor para tí, entre ello, que tengas mucha sabiduría, un saludo.

  2. 11/01/2011 en 11:28

    Buenos días Germán, gracias por tan detallado post sobre los propósitos.

    Yo he comenzado con fuerza y sé que tengo la virtud de la PERSISTENCIA a pesar de que pierda “etapas” en mi vía (tener días tontos)

    Sin duda con actitud y la valorada PERSISTENCIA la carrera de la plenitud me permiten conseguir INSTANTES de felicidad y gran resonancia.

    Quizá sea tan buen ejemplo en los buenos como en los malos propósitos.

    Un abrazo consejero!

    • 11/01/2011 en 11:47

      Gracias Diego por compartir tus reflexiones, debo decirte que esos dos dones que tienes para ir a la acción, son muy poderosos y los comparto al ciento por ciento, un abrazo.

  1. 10/01/2011 en 8:19
  2. 10/01/2011 en 15:26

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: