Inicio > Coaching personal > Perdonarse así mismo es un gran el paso hacia el éxito!.

Perdonarse así mismo es un gran el paso hacia el éxito!.

Llevo unas semanas con un tema recurrente que me rodea, escucho, siento y me genera una gran importancia, que es el de perdonarse así mismo, el aceptarse lo que somos, ser tolerante de nuestros errores y cosas que no hayamos hecho como queríamos hacer en realidad, habitualmente sin ser conscientes de ello.

Considero y me parece un tema clave, fundamental el de poder querernos y aceptarnos, con nuestras fortalezas, debilidades, valores, sueños, ilusiones, fracasos-aprendizajes, en síntesis lo que llevamos dentro nuestro, la esencia.

Estoy asistiendo y acompañando a ver grandes cambios en personas, aparte del que he transitado personalmente hace cinco años, y en ésos momentos donde queremos dar un giro a nuestras vidas, nos damos cuenta, de cuantas cosas que hemos hecho y en cierto modo sentimos que nos han perjudicado, sobretodo haber derrochado un tiempo importante de nuestras vidas.

Ante este situación, diferencio tres grupos de personas; el primer grupo está compuesto por aquellos que se dan cuenta de que deben hacer un cambio pero el temor por lo desconocido y la culpabilidad que llevan es tan fuerte, que prefieren quedarse en el pozo de estancamiento, decidiendo a tener una vida gris oscura por el resto de sus días (algo habitual en muchísimas personas).

El segundo grupo, lo componen los que se dan cuenta de que han tenido muchos errores, el sentimiento de culpa es grande y piden ayuda, pero en los momentos que deben echar “la carne al asador” buscan mil excusas, colocandose en una perspectiva de “quiero y no quiero”, es decir un paso adelante, dos atrás, porque no logran perdonarse y aceptarse tal como son.

Y finalmente está el tercer grupo, mi preferido, aquellos que en un determinado momento de sus vidas, sin importar la edad, ni su entorno, se dan cuenta de muchos errores cometidos ó cosas que no querían hacer y deciden cambiar para tener una vida llena de plenitud, exitosa y digna de ser vivida.

Los del tercer grupo, lo primero que hacen, es aceptar que ésos errores son parte del aprendizaje y experiencias necesarias para poder crecer y madurar; luego pasada esta etapa comienza el momento más importante para mí, PERDONARSE ASI MISMO, aceptarse, quererse, tenerse paciencia, darse cuenta que también somos vulnerables, pero que tenemos otra oportunidad de oro para no repetir conductas del pasado y emprender un camino nuevo lleno de ilusión y sabiduría.

Una vez que nos hemos perdonado y otorgarnos paciencia para lo nuevo, comienza un nuevo tiempo hacia el éxito, porque ahora tenemos la claridad de lo que queremos hacer en ésta vida (misión), hacia donde queremos ir (la visión) y que estrategias adoptaremos para alcanzar nuestras metas, pero siempre con PACIENCIA, porque las cosas de muchos años no se cambian en dos días!.

A medida que pasa el tiempo, me convenzo más en la importancia de querernos, para poder avanzar hacia el éxito, yo he pasado y estoy en el tercer grupo, y tú en cuál estás?.

Anuncios
Categorías:Coaching personal
  1. 24/01/2011 en 21:14

    Germán, gracias por el aporte en tu blog. Sin duda, me considero estar en ese tercer grupo, es un trabajo duro el cambiar ciertas cosas que hiciste en el pasado, nada más complejo que derribar fantasmas de tiempo atrás; pero con esfuerzo, paciencia y humildad, se puede.
    Yo todavía lo estoy trabajando y me apasiona tener el objetivo de perfeccionarme como persona, porque sino lo haces, te quedas estancado en el camino de la queja constante, y terminas sufriendo. La vida es una sola y hay que vivirla en su plenitúd
    Gracias nuevamente.

    • 24/01/2011 en 22:25

      Me han encantado tus palabras Sebastián, me alegro que formes parte del tercer grupo, porque desde ese lugar la vida cobra sentido y parece como que todo es más posible. Comparto el afán de crecer y mejorar día a día, algo fundamental para alcanzar nuestros objetivos.
      Te mando un fuerte abrazo y gracias por compartir tu reflexión.

  2. 25/01/2011 en 10:39

    Hola German,
    me ha encantado tu post y me gustaría hacerte un comentario.
    Esa clasificación que haces, me ha hecho pensar que a muchas personas se pueden aplicar como fases. Particularmente, yo me he encontrado en los tres grupos, aunque ahora esté en el tercero. Pero no resultaría nada extraño encontrarse con gente que ha pasado (como yo) por los otros dos grupos.

    Un abrazo,

    • 25/01/2011 en 11:41

      Gracias Paco, comparto tu perspectiva, la mayoría habitualmente pasa por los tres para quedarse en el último, lo importante es ir madurando quemando etapas, es lo único que nos garantiza el crecimiento y el camino hacia la plenitud.
      Un fuerte abrazo y gracias por compartir tu reflexión.

  3. 25/01/2011 en 13:05

    Hola Germán, pues yo CREO estar en los tres grupos, la verdad. Es bastante probable que esté más en el tercero (eso elijo y quiero!) aunque será la coherencia y la credibilidad ante los demás quien lo afirme.

    A mi me queda un largo trecho por aprender a ACEPTARME y QUERERME en situaciones donde no termino de fluir como persona. Los enfados, bloqueos y demás emociones son grandes oportunidades para terminar de confirmar que crezco y me desarrollo en lo profesional.

    Te felciito por el post, crak!

    • 25/01/2011 en 15:42

      Como siempre gracias Diego por compartir tus experiencias desde tu humildad y gran sabiduría. Es lógico que tengamos enfados y muchas veces nos recriminemos acciones, pero cuando somos conscientes de ello y nos proponemos cambiar, darnos otra oportunidad, considero eso un acto de mejorar, siguiendo adelante buscando el cambio.
      Un fuerte abrazo y nuevamente gracias por estar ahí.

  4. carmen
    25/01/2011 en 15:31

    Hola Germán
    Me gusta seguir tu blog, pero en esta ocasión me toca especialmente porque creo que ahora, después de pasar por un otoño muy especial y muy duro, estoy exactamente en el punto que describes en este post. Creo que es un camino, que teóricamente todos queremos seguir de una forma más o menos vaga, pero nunca vemos el momento porque realmente no lo necesitamos. Hasta que no sucede algo que impacta en nuestra vida y se produce un cambio en nuestra conciencia, no tendremos la fuerza y la decisión de llevarlo a cabo. Comparto lo que dices y con las palabras que utilizas (visión, misión, paciencia, sentido de la vida). te entiendo porque yo estoy ahí.
    Muchas gracias y felicidades.

    • 25/01/2011 en 15:44

      Gracias Carmen por compartir tu experiencia, que es inspiradora, creo que todos tenemos en la vida momentos para despertar, lo importante es que en algún momento lo hagamos y cuando nos demos cuenta de ello, aceptemos lo que fuimos y miremos hacia adelante sin rencores, con la vista puesta en nuestro verdadero SER.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias por tu tiempo.

  5. Araceli Benavente Baruque
    28/01/2011 en 20:44

    Hola German!!!
    Es curioso que cuando te hechas un vistazo para dentro e intentas clasificar tus emociones y así poder identificar y neutralizar las que no quieres (pero que llevan tantos años contigo!!!) te das cuenta que la mayoría de ellas las has creado, las alimentado, las has mimado tú…y de repente son mayores…y te piden más de ti…pero tú te encuentras en una limpieza general de tu YO…y sabes que no tienen cabida…pero no tienes la fuerza suficiente para echarlas….
    Me he dado cuenta con lo que has indicado que la “escoba” para echar a esas malas emociones se llama “Perdonarse a ti mismo”
    Yo desde mi YO creo que no estoy en el tercer lugar (aunque me gustaría) pero lucho para estar.
    Enhorabuena por lo expuesto me ha gustado mucho, y gracias por haberlo presentado tan bien
    Un abrazo.Ara

    • 28/01/2011 en 22:06

      Muchísimas gracias Araceli por compartir tu reflexión y experiencia, si utilizamos esa escoba a menudo, nos sería posible vivir el hoy con una visión de futuro sin volver al pasado y modificar algo que ya es imposible.
      Gracias nuevamente y a seguir avanzando para que llegues al nivel 3, un fuerte abrazo.

  6. José Manuel
    23/07/2011 en 4:59

    Hola Germán.

    Este tema, tan redundante en nuestra sociedad, veo que se relaciona con aquellos que piensan en condicional pasado, es decir con la religión fanática “si-ísta”: “si hubiera ido”, “si hubiera dicho”, “si hubiera ….”, oficial en varios pueblos. Por lo que el 3er grupo que comentás veo, tristemente, resulta una minoría (¡¡¡ bastardos herejes de la religión !!!).

    Como deducción que saco (casi como en el álgebra), nuestra sociedad es cómoda. Pero sin duda el paso al último grupo que comentabas es EL AVANCE EVOLUTIVO de la especie, pues resultan ser ellos quienes se destacan por encima del resto.

    Particularmente, considero que lamentablemente no hay una concientización a nivel masivo de ello, pues hasta el temor de una “Selección natural” al estilo que Darwin explicó en su teoría (quedan aquellos que evolucionan), forzaría a este paso; que a diferencia de las demás especies, el Ser Humano SI POSEE LA CHANCE DE CAMBIAR … pero por su otra “evolución de su mente” le impide avanzar ….

    Felicito a todos aquellos que siguen el duro camino del perdón a uno mismo … y la supresión de los rencores dentro de uno.

    ¡Saludos!

    • 23/07/2011 en 9:54

      Gracias por compartir tu reflexión y aportar otra forma de ver las cosas desde la evolución, el SER humano siempre trata de acomodarse, hay algunos que lo hace de manera eterna y otros que cansados de lo mismo buscan cambiar.
      El aprender a perdonarse es una buena forma de avanzar.
      Un abrazo y muchas gracias por tu tiempo.

  1. 24/01/2011 en 13:23

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: