Inicio > Coaching deportivo, Coaching ejecutivo, Coaching personal > Convertirse en un CAZASABOTEADOR

Convertirse en un CAZASABOTEADOR

La semana pasada tuve como aprendizaje constante el de desarrollar la paciencia, ya que he estado todos esos días (ayer también) sin conexión a internet, algo que en los tiempos de hoy parece y es algo imprescindible, aunque ya sabía con anterioridad que esto iba a ocurrirme, con lo cual la tensión comenzó a apoderarse de mí por adelantando.

Ante esta situación, comencé a explorarme por qué estaba ansioso y tenía sensaciones negativas por no tener acceso a la web desde mi ordenador, pero rápidamente descubrí quién era el causante de este estado raro en mí, pues quien otro que sino, mi SABOTEADOR.

Como le he permitido estar presente, él rápidamente tomó el mando y comenzó a trabajar como lo hace habitualmente, no tener paciencia, estar ansioso, ver todos los inconvenientes y efectos negativos que tendría por no estar conectado, le regalé varias horas de mi vida hasta que me di cuenta que debía quitarle el protagonismo. Una vez que le invité que me dejara solo, volvió mi estado habitual, tranquilidad, danzando en el momento, prestando atención a otras cosas y esto de internet se solucionará cuando deba suceder.

Pero en la semana no me enfrenté sólo a mi SABOTEADOR sino al de todos mis clientes, parece que se dieron cita al mismo tiempo ó simplemente me convertí en un “CAZASABOTEADORES”.

Lo peor de todo cuando damos pasa al nuestro saboteador, son los desastres que pueden causar ellos en nuestras vidas, en poco tiempo pueden arrasar con todo nuestro trabajo, desmoralizarnos y hasta provocar que abandonemos nuestros objetivos.

El saboteador lo que busca, quiere y desea, que no salgamos NUNCA de la zona de confort, porque está muy cómodo, conoce todo, no se esfuerza, no estira los límites, le fascina que vivamos en la auténtica mediocridad, lugar donde no corremos ningún riesgo.

Por esta razón, cuando queremos emprender algo nuevo ó estirar nuestros límites, comienzan las dudas, los miedos, la falta de autoestima, el temor al fracaso, el que dirán, el no ser capaces, el tremendo miedo al fallo y cientos de historias que nos cuentan ésas vocecitas muy pesadas e insoportables.

Por eso no debemos regalarle ni 10 minutos al saboteador en nuestra vida, porque por cada minuto que le demos puede hacer un desastre con nuestros nuevos objetivos y destrozar todo tipo de ilusión, es como darle una pistola cargada de balas a un mono en un sitio cerrado con 1.000 personas, el cual si se pone a utilizarla puede causar una auténtica tragedia.

Habitualmente nos damos el lujo de darle demasiado protagonismo a nuestros saboteadores, pero si piensan detenidamente los efectos que causan sobre nuestra vida, definitivamente deberíamos aprender a neutralizarlos rápidamente.

Ante esto, les propongo que se conviertan en cuanto estos aparezcan, en CAZASABOTEADOR, para neutralizarlos rápidamente, ya sea con una acción, una imagen, un paseo, una canción ó un libro. La idea es no darles ni un minuto en vuestras vidas, porque sino cuanto más están, los obstáculos tendrán una carga muy pesada, seguirán en la mediocridad, bajarán los brazos rápidamente y no podrán caminar hacia los objetivos planteados.

Hay formas para neutralizarlos, algunos en cuanto lo detectan dejan lo que están haciendo y se van a dar un paseo, otros se ponen a escuchar su canción favorita, también están los que se ponen frente al espejo y se dicen todo lo que valen, en fin hay mil formas, las cuales surgen de la autenticidad y creatividad de cada persona.

Los invito a convertirse desde hoy mismo en vuestros propios CAZASABOTEADORES y además a invitarlos a descubrir que armas utilizarán para enfrentarlos, una de las mías es la paciencia y las vuestras?.

 

 

Anuncios
  1. Lorenzo
    05/04/2011 en 8:45

    yo necesito “matar” mi saboteador con la accion…con la adrenalina…impresionarlo,para que se calle!!!
    buen articulo.gracias

  2. Francisco
    05/04/2011 en 9:44

    El saboteador!!
    Yo no sabia de su existencia, así que creo que ha estado actuando sobre mi muchos años a sus anchas. Ahora que se que existe, voy a prestarle atención, a notar su presencia y a aprender y a evitar que actúe.
    Gracias por presentármelo!

    • 05/04/2011 en 19:39

      Gracias Francisco por tus palabras, me alegro que lo hayas descubierto, ahora con mucha habilidad a gestionar sus apariciones porque tu eres más importante que él, un abrazo.

  3. 05/04/2011 en 11:42

    Querido Germán, buen artículo teniendo en cuenta que el asunto SABOTEADOR es bastante importante tenerlo localizado y gestionarlo como tú lo haces.

    Yo en mi caso y sirve de aportación le doy las GRACIAS además de expresar internamente de qué se trata exactamente (deseo, neura, locura, fantasia). Para mí es una forma de localizar primero para poder PACTAR posteriormente.

    Yo siempre digo sin buena identificación no hay solución, o es más dificil para poder cazar.

    Un abrazo amigo consejero!

    • 05/04/2011 en 19:44

      Como siempre Diego muy clarificador, comparto tú reflexión y aprovecho esta vía para felicitarte por tus 100 post en tu fantástico blog, ya lo haré en el tuyo, un fuerte abrazo y es un lujazo tenerte siempre por aquí.

  4. 05/04/2011 en 13:14

    Gracias por la aportación Germán, como dice Diego, hay que tener localizado a este “elemento”. En mi caso, uso la meditación y ejercicio diario para que salga menos, y funciona..

    Saludos!

    • 05/04/2011 en 19:45

      Gracias Pepe por aportar tu experiencia, cada uno tenemos alguna forma de gestionarlo y es algo de suma importancia, un fuerte abrazo y nuevamente gracias.

  5. Rafael Barroso
    10/04/2011 en 17:37

    Germán, gracias por tu comentario, para mi es muy valioso por muchas razones, estoy rodeado de saboteadores externos que de pronto hacen aparecer a los internos, yo vivo en Monterrey, México, ejerzo como freelance. Estoy empezando un negocio propio, una revista para mascotas, y estoy consiente de que debo anular cualquier saboteador y salir a vender, ganar clientes para sacar el proyecto. Tus palabras me motivan mucho. Saludos!

    • 10/04/2011 en 17:43

      Hola Rafael,
      gracias por tus palabras y dedicar una parte de tu valioso tiempo a leer el blog, debes aprender a gestionarlos, lo que haces es para ti, para vivir desde tus sueños y de lo que te gusta, así que cuando aparezcan, solamente visualiza lo bien que estarás cuando tengas muchos clientes, así tomas la fuerza necesaria para ir a vender y seguro que lo lograrás.
      Un fuerte abrazo y adelante que tu eres más grande que un simple saboteador!.

  6. Esther Marugán
    18/04/2011 en 18:30

    El Saboteador…el enemigo dentro de casa, la importancia de ser consciente que es eso, UN SABOTEADOR, y no darle “cancha” es más como tú bien dices neutralizarlo, una y otra vez.

    Muchas Gracias, Germán me gustó mucho el enfoque del articulo…de este y algunos otros (estuve leyendo unos cuantos).

    Un Cordial Saludo,

    • 19/04/2011 en 6:53

      Gracias Esther por tu reflexión y aporte, muy buena definición de que el “saboteador es el enemigo en casa”, ni más ni menos, que cuando le dejas vía libre hace desastres.
      Un abrazo y gracias.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: