Inicio > Coaching deportivo, Coaching ejecutivo, Coaching personal > Las expectativas y el reconocimiento son dos…..

Las expectativas y el reconocimiento son dos…..

Haciendo un resumen de todo lo que he visto y escuchado la semana pasada, me he quedado con el tema de las EXPECTATIVAS Y el RECONOCIMIENTO. Es curioso pero estos dos elementos influyen demasiado en los estados de ánimos de las personas y también en las relaciones con los demás.

Cuando una persona comienza un proyecto, va a ver un espectáculo, realiza una acción en beneficio de otro, etc., espera y se ilusiona con ciertos resultados ó respuestas, los imagina tal vez muy por encima de las posibilidades reales, y al toparse con la realidad, muchas veces se convierte en una gran frustración. Esto se debe a que las EXPECTATIVAS que nos creamos es en base a como es uno mismo, con lo cual pretende que los demás actúen como actuaría él, pero cuando la realidad muestra otra cosa, hace que su expectativa se derrumbe totalmente y sienta una enorme frustración.

Lo que comento en el párrafo anterior pasa muy a menudo, por ejemplo Juan escucha pacientemente a su amigo Pedro quejarse día y noche, pero un día Juan acude a Pedro a contarle un problema, pero éste casi ni le escucha y termina contándole otro problema. Juan se sentirá decepcionado porque Pedro no lo ha ayudado, pero Pedro estará tranquilo porque ha hecho lo de siempre, esto es debido a que Juan siempre le da el papel protagónico. Con este breve ejemplo cotidiano, intento mostrar como se ven las cosas desde diferente lugar.

Es muy difícil que las personas actúen como quisiéramos que lo hagan, esto se debe a que cada uno es diferente, tenemos valores diferentes, entornos distintos, formaciones y esencia distintas, es decir, cada uno actuará en base a lo que es, por eso nuestros estados de ánimos se ven tocados cuando ciertas personas no se comportan como haría uno en ése lugar.

A todo esto le acompaña el RECONOCIMIENTO, algo que le cuesta mucho dar a las personas y aún más, aceptarlo con gusto al recibirlo!.

Vivimos en una sociedad que solo se dedica a marcar errores y fallos, a marcarlos apenas aparecen,  y cuando las cosas salen bien, muchos lo califican con un simple “cumple con su trabajo” ó “tiene mucha suerte”, algo que nos mina nuestra moral después de haberle dedicado tiempo, esfuerzo y compromiso, a una tarea ó persona.

También hay que añadir que cuando nos dan un elogio, la mayoría de las veces nos ponemos incómodos ó creemos que nos quieren pedir algo a cambio!.

Hay que aprender a dar y recibir RECONOCIMIENTO, pero no desde la tarea sino desde los talentos y esencia de la persona, no es lo mismo decir “los has hecho muy bien” a decir “gracias a tu creatividad y coraje hemos superado este gran reto”, que distinto suena lo segundo de lo primero!.

Cada día más, me doy cuenta que cuando nos dedicamos a SER uno mismo, haciendo las cosas desde nuestra autenticidad, con nuestros aciertos y errores, no pidiendo ni exigiendo nada a cambio a los demás, se vive más libre, casi sin peso, en un fluir constante y eso no significa hacer las cosas a medias tintas, porque cuando uno se emplea a fondo sabe que lo ha hecho dando lo mejor de si mismo.

Vivir pendiente de crearnos expectativas hacia los demás, hace que nuestros estamos de ánimos estén en un vaivén constante, porque no tenemos el control sobre los demás!!!.

Aprendamos a no estar tan pendientes de las expectativas y a regalar a quienes nos rodean, más reconocimientos desde lo que es la persona y no de lo que hace, ya verán que reconfortante es ver la cara del otro cuando uno entrega ese tan simple regalo.

 

 

Anuncios
  1. lorenzo
    07/06/2011 en 9:05

    Tu inteligencia emocional y tu capacidad de observacion y analisis te han permitido escribir este post realmente interesante!
    Cuando me reconocen algun merito,no me molesta si eso es verdad,solo me molesta si pienso que ha sido inmerecido,si pienso que “no ha sido para tanto”.soy el primero en hacer autocritica,pero he aprendido y estoy aplicando a ser el primero en darme reconocimientos cuando lo hago bien.
    Respeto a las expectativas…ahora sé que si yo hago mi mejor parte y me rodeo de personas con mis mismos valores,todo vendrà sin tener que crearse expectativas.creo que crearse un entorno positivo es algo importante.Gracias German,por todo el buen trabajo que has hecho conmigo…has superado mis expectativas…jeje…

    • 07/06/2011 en 15:44

      Muchas gracias Lorenzo por tus palabras y comparto con lo que dices de rodearte con un muy buen entorno, ya que eso permite muchísimas cosas positivas.
      Un fuerte abrazo!.

  2. Anna Karina
    07/06/2011 en 16:40

    Buenisimo el artículo, a mi me ha pasado un montón de veces he creado muchisimas expectativas de los demás y luego lo que tu dices sucedia lo contrario y ahi me quedaba yo pensando si es que era yo la rara…en fin cuestionandome mis valores, pero bueno ultimamente estoy aprendiendo a vivir sin generar tantas expectativas sobre los demás, lo que dice Lorenzo sería lo ideal rodearse de personas con los mismos valores pero es tan dificil…no se si es la epoca en que vivimos o la sociedad o bueno como digo a lo mejor soy yo la rara.
    Con respecto a los reconocimientos a mi me pone un tanto incomoda, pero si es verdad que solo estamos acostumbrados a escuchar de los errores que cometemos.
    Buenisimo el artículo porque es un tema que me he cuestionado muchas veces.

    • 07/06/2011 en 16:45

      Muchas gracias Anna por tus palabras, pero lo que más me alegro es que el artículo te haya aportado algo, es un tema muy común por el cual las personas la pasan mal, también era uno de los que se ponía mal pero con el tiempo y mi trabajo aprendí el tema de las expectativas y el reconocimiento.
      Un abrazo y muchas gracias.

  3. Denise Arambu
    07/06/2011 en 19:20

    Que buen resumen de este tema. La semana pasada imparti un curso de Motivacion al trabajo, la verdad que el tema de la automotivacion y el autoreconocimiento son los que ponen el movimiento a la vida, en todas nuestras relaciones, aun mas en nuestros emprendimientos y proyectos personales cuando dificilmente otros comprenden el por que haces las cosas que estas haciendo. Saludos y muchas gracias German.

    • 07/06/2011 en 19:33

      Me alegro Denise que te haya gustado el artículo, a mí me parece que estos dos elementos influyen mucho en la personas. Enhorabuena por tu curso ya que es un tema que me apasiona, el de la motivación.
      Un saludo y muchas gracias.

  4. 08/06/2011 en 0:06

    Me parecio muy interesante lo que escribes y muy cierto si nos vamos a la lista de Greats place to work nos daremos cuenta que a veces los mejores lugares para trabajar no son precisamente los que pagan mas si no los que tienen mejores programas de reconocimiento.

    • 08/06/2011 en 8:37

      Gracias Claudia por expresar y compartir tu reflexión, la cual comparto, el SER humano necesita que le reconozcan para motivarse más y hacer las cosas con más pasión y amor.
      Un saludo y nuevamente gracias.

  5. Angelica
    10/06/2011 en 2:59

    El motor de trabajo para que nuestros empleados sigan adelante en muchas ocasiones puede ser simplemente “un gracias” y por nuestro afan diario, no nos detenemos a motivar a nuestro equipo de trabajo haciendo que su día a día se llene por completo de la frase “lo hago porque me toca cumplir” y terminan dejando de lado sus aspiraciones o interés por crecer dentro de la compañía. Este articulo refleja una realidad en las empresas que hay que atacar para que el ambiente laboral mejore en todo aspecto.

    • 10/06/2011 en 11:36

      Hola Angélica, gracias por tus comentarios y leer el post, comparto el enfoque de llevarlo al tema laboral pero a mi me gustaría enfocarlo a una actitud sobre la vida, de reconocer y motivar a nuestro entorno, de hacer las cosas con ganas, ponerle pasión y amor, seguramente las cosas se verían muy diferentes.
      Un abrazo y gracias.

  6. Jara
    10/06/2011 en 8:04

    Tras leer tu post, se me ocurre la siguiente idea:
    Cuando un cliente va a comprar algo, siempre espera que ese “algo” cumpla sus expectativas. A veces cuando somos vendedores, debemos convencer a ese cliente que no se decide con el producto. Algunos vendedores “poco profesionales”, atribuyen cualidades exageradas al producto para covencerles y eso no es mas que un engaño.
    Siempre les digo a mi equipo,” hay que saber bajar las expectativas del cliente y para eso hay que escucharles y saber que esperan del producto.”.
    Eso es lo que debemos hacer con nosotros, saber bajar nuestras expectativas,( o acercar estas a la realidad), para ello debemos dedicar tiempo a escucharnos,y así,nos venderemos a nosotros mismos el mejor producto, nuestra cabeza estará “mejor amueblada” y nos podremos dar “palmaditas de reconocimiento”.
    Gracias Germán.

    • 10/06/2011 en 11:39

      Muy buen enfoque Jara, la situación es clara una persona necesita satisfacer unas necesidades, hay veces que las puede cubrir mediante algo y en otras ocasiones ni él sabe lo que realmente quiere, pone expectativas altas pero sin saber lo que necesita de verdad, por eso el ejemplo que pones del cliente me parece muy acertado.
      Un saludo y muchas gracias por estar ahí.

  7. Fernan
    11/06/2011 en 0:29

    Hablar de expectativas, desde mi punto de vista, es como hablar del concepto de felicidad que utiliza Eduard Punset al decir que la felicidad se encuentra en la antesala de la felicidad. Si partimos de la base de que las expectativas se centran en situaciones que pueden producirse o no en un futuro, podríamos barajar como hipótesis que el tiempo transcurrido entre el momento en que nos generamos la expectativa y el momento en que se produce el hecho sobre el que nos la hemos creado, puede ser un camino de rosas o un verdadero infierno. Todo dependerá de lo buena o mala que sea dicha expectativa. ¿Merece la pena hacer depender nuestro estado emocional de las conjeturas que formulemos en torno a la realización de un hecho incierto? Como ocurre con la felicidad, no esperemos al gran momento de nuestra vida y comencemos a degustar cada momento de nuestra vida, día a día, sin generarnos expectativas que puedan condicionar nuestra felicidad y, lo peor de todo, sin tener la certeza de que, en el mejor de los casos en el que las expectativas sean buenas, las mismas se cumplan.

    Que paséis un buen fin de semana.

    • 11/06/2011 en 13:12

      Gracias Fernan por compartir tu reflexión, comparto plenamente tu planteo, por eso hay que ir disfrutando el momento y bajar el grado de expectativas, más aún cuando no dependen de ti, porque ahí sí tu estado anímico vivirá en un constante vaivén.
      Un saludo y muchas gracias.

  8. Cristina
    13/06/2011 en 19:47

    Me ha gustado tu articulo, pasamos demasiado tiempo basando nuestras expectativas en el exterior, y pienso que lo primero es completarse para así poder realizar tus funciones sin esperar la merecida recompensa, porque sabes que lo que haces es coherente, aunque el ego puede ser nuestro peor enemigo en más que alguna ocasión.
    Como reflexión está frase: si quieres puedes y si puedes debes…
    Así que si estás en la etapa del quieres te queda muy poco para sentir que puedes y si reconoces conscientemente que puedes el siguiente paso en comprometerte con todo aquello que te rodea!

    • 13/06/2011 en 20:02

      Gracias Cristina por tu aporte, lo comparto y sobretodo cuando hablas del ego, es una de las gestiones más difíciles, porque tu propio SER no necesita esperar nada a cambio pero el Sr. Ego lo pide constantemente y luego tenemos las decepciones y el comienzo de buscar alegría en lo externo.
      Un abrazo y muchas gracias.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: