Inicio > Coaching ejecutivo, Coaching personal > El “excusómetro”

El “excusómetro”

Cuenta una vieja historia, que una hermosa mujer con grandes talentos y don de gente, vivía en un bosque maravilloso, pero con el tiempo se fue alejando de él, debido a que quienes la rodeaban, le fueron llenándola de comentarios, creencias e historias, provocando finalmente que ella abandonara el bosque de los sueños y se fuera hacia una cueva misteriosa, para estar más protegida.

En los primeros tiempos, ella entraba y salía, pero con el pasar de las semanas se fue adentrando cada vez más, hasta quedarse definitivamente en una zona muy oscura y fría, limitando sus movimientos a un pequeño radio, porque al ver muy poco no tenía más opción, además solo le visitaban muy poquitos habitantes del bosque, es decir, los más cercanos a ella, los que le sellaron en su mente que allí estaría a salvo de todo y esa era la felicidad.

Con el tiempo ella se acostumbró a la oscuridad, a la rutina, a los límites, a no utilizar sus talentos, hasta que un día apareció una persona que desprendía muchísima luz, rápidamente ella quedó sorprendida al verle y a su vez despertó una llama de ilusión dentro suya.

El ser luminoso la interrogó durante un instante del por qué se hallaba en ese nefasto lugar, ella respondía con absurdas justificaciones y afirmaciones de auto convencimiento, que por supuesto no resonaban en su cara, porque esta era un auténtico reflejo de su alma, tristeza, frustración y resignación.

El hombre de luz, le indicó que se podía salir de la cueva, porque si miraba a su derecha, se veía a lo lejos un haz de luz, y ése era la salida hacia el lugar que amaba ella, el bosque lleno de vida. Pero ella comenzó a decir que “en la cueva ya estoy acostumbrada”, “empezar a caminar y explorar para salir tiene peligros”, “y si me caigo, me puedo lastimar, en cambio aquí estoy segura por más que haya oscuridad, estoy acostumbrada”, “además si salgo y no me quiere nadie”, “también aquí tengo todo controlado, y sé como moverme”…… así muchas frases parecidas a estas.

El hombre luminoso le preguntó si era feliz, ella con mucha tristeza en la cara le respondió que no, pero se había acostumbrado a esta vida. El le conectó con su esencia, con su SER, con sus sueños a lo que ella conectó instantáneamente, no había perdido ninguno de sus talentos, pero estos necesitaban salir de allí para funcionar y poder provocar felicidad.

El le dijo que la acompañaría hasta la salida, que tal vez el camino podía complicarse pero que al final saldría porque iban a caminar con tres antorchas que proporcionarían mucha luz, estas se llamaban ILUSION, PASION y PACIENCIA, con lo cual no había nada que temer, era cuestión de solo ponerse en marcha, porque tarde ó temprano llegarían, a pesar de las dificultades y circunstancias.

El final de la historia se lo dejo a vosotros, porque hay muchas opciones, pero han visto como ha funcionado “el EXCUSOMETRO”, algo que llamo a cuando las personas se ponen infinitas excusas para no avanzar, no cambiar, resignarse y morirse en vida. Esta palabra que me he inventado hace tiempo tiene mediciones muy altas en la personas que viven con unas creencias muy limitantes, que sienten y ven que la vida se les va, que están penando por ella, sin posibilidad a no dejar ninguna huella, pero el miedo es tal a SER felices, que prefieren quedarse en la cueva oscura, fría y triste, como le ocurría a la mujer de la historia, deseaba profundamente ir al bosque pero la resistencia era tal, que la hacía infeliz.

Cuantas veces en nuestra vida aparecen seres ó situaciones luminosas en que nos proponen dejar la cueva para ir al bosque, muchas!!!, pero se desperdician porque “el EXCUSOMETRO” se activa al máximo nivel, nos auto convencemos y entonces se sigue viviendo entre la desidia y la resignación.

Te pregunto, en una escala de 1 a 10, que nivel de medición tiene tu EXCUSOMETRO?.

  1. Javier Milla
    21/06/2011 a las 14:37

    Es una bonita historia y que relata lo que nos pasa a nosotros a lo largo de la vida. Es cierto que podemos hablar de una alma que deja de brillar, para convertirse en prisionera el EGO. Como haces una gran pregunta, que invita a reflexionar, ahí va la mía:

    Yo noto que tengo dos fuerzas, mi alma interior, que lucha por brillar, y tiene un potenciar infinito, y mi ego o envoltura que la sociedad me ha creado. Realmente, pienso que tenemos una historia y te da unas cargas, ya pueden ser deseadas o no deseadas. Entre las deseadas esta la mujer, los hijos, y las no deseadas las dependencias económicas. Cargamos en nuestra espalda todas aquellas culpas, obligaciones, y deberías, que nos hace que cuando el alma se deje ver, acabe por entender que si sigue puede que todo se desmorone.

    Sin usar tantas metáforas simplemente, es cierto que tenemos mucha capacidad en nuestro interior, pero debemos buscar la forma que tanto nosotros mismo como el cliente, forjemos un carácter, un modo de ver la realidad, que nos ayude en ese paso donde como bien dices la paciencia, la ilusión y la pasión, nos haga realmente llegar a sitios placenteros

    me gusta tu fabula. es estupenda y real

    • 21/06/2011 a las 15:16

      Hola Javier, me alegro que te haya gustado la fábula, tiene todo de real, entiendo perfectamente tu pregunta reflexión, tenemos cuerpo y alma, la primera actúa según lo aprendido y la segunda en base a lo que somos. La mente es muy lista y con tal de no reprogramar tareas nos engaña con mensajes negativos para no trazarnos nuevos desafíos, las circunstancias actuales que rodean a las personas son producto de las decisiones tomadas an el pasado, por eso si quieres un futuro mejor comienza hoy a decidir en base a tu alma para cambiar el rumbo y que dentro de unos años tus circunstancias sean otras.
      Un fuerte abrazo y gracias por aportar tu experiencia y sabiduría de vida.

  2. Maritza
    22/06/2011 a las 21:14

    Que tan cierta es esta historia; en oportunidades nos dejamos llevar por lo que nos dicen los demàs, poniendo de lado nuestras propias decisiones.

    • 23/06/2011 a las 16:26

      Gracias Maritza por compartir tu reflexión, lamentablemente esto sucede muy a menudo y en decisiones muy importantes, por eso hay que centrarse en lo importante y caminar hacia ello.
      Un abrazo y gracias.

  3. Tania
    23/06/2011 a las 17:35

    Germán!!! Muchas garcias por compartir esta historia!!! sabes pense en poder aplicarla en el trabajo proximamente en una dinámica que estoy planeando… me da mucho gusto que haya gente como tu que comparte su experiencia, tu talento y material que pueden ayudarnos a ser un mundo más reflexivo cada vez… slaudos!!!!

    • 23/06/2011 a las 17:44

      Me alegro Tania que el artículo te haya aportado algo, de eso se trata, transmitir experiencias, que te vaya muy bien con tu dinámica en el trabajo.
      Un abrazo.

  4. 25/06/2011 a las 12:37

    Querido Germán, me ha gustado la fábula y la relación con el excusometro. Somos fruto de la programación anterior y nuestro trabajo consiste en desaprender comportamientos autoimpuestos.

    El autoengaño es uno de los temas que más me interesan tocar con clientes porque hay se ve como tejemos nuestras propias historias llenas en algunos casos de riqueza y en otros de superficialidad.

    Ahora a seguir descubriéndonos y creciendo con lo que más nos gusta, curiosear en nosotros y los demás.

    Un abrazo y felicidades.

    • 25/06/2011 a las 17:43

      Amigo Diego, comparto la pasión que tienes por tratar el tema del autoengaño, es increíble como nos nutrimos de frases y de leyes absurdas creadas por la mente para no ver la realidad al cambio ó al cambio de perspectivas.
      Un abrazo y a seguir compartiendo camino.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: