El poder de la actitud

Debido a mi profesión de Coach, el poder de la actitud lo siento en todo momento, cuando entro en contacto con mis clientes en las sesiones, al relacionarme con personas de mi entorno, al leer acerca de desarrollo personal, motivación, autoayuda, aparece en algún que otro programa de TV referente a temas de superación y todos caminan hacia el mismo fin, lograr el cambio y la transformación para poder SER felices.

Hasta aquí todo muy bien, todos queremos mejorar aquellas cosas que no nos gustan, también deseamos alcanzar objetivos, tener un ámbito social muy agradable, cumplir sueños, trabajar de algo que nos apasione y algunas cosas más. Pero siempre cuando parece decidirnos a dar el paso, nos aparecen obstáculos, inconvenientes, piedras que obstruyen el camino, miedos, temores, saboteadores que hacen detener y caer todos los planes de cambio.

Cuando aparecen, ya tenemos preparados en nuestra mente el discurso de auto convencimiento para no seguir adelante, con lo cual nuestro ánimo decae, bajamos los brazos y adiós con los sueños e ilusiones. Proceso que parece gustar, porque se sabe que no es bueno estar así, que perjudica bastante pero igual se permanece ahí, como atrapado en un profundo pozo sin luz, con lo cual muchos dicen querer salir de allí y la realidad demuestra que no hacen nada, ni siquiera moverse!.

La gran verdad es, que para cambiar, transformarse, reinventarse, reciclarse ó como quieran llamarlo, hay que trabajarlo y esto significa perseverar, comprometerse de verdad (no a medias), no vivir en un quiero pero no puedo y aliarse con el poder de actitud.

La actitud con la que nos movamos por la vida, determinará quienes somos, que queremos conseguir, hacia donde vamos, que sueños e ilusiones podremos alcanzar, que huella dejaremos durante la vida. Es la que determina nuestra postura en la vida, tanto de pensamiento como de acción, es como un motor que de acuerdo al uso dado, podremos explotar su potencial o bien fundirlo.

Habitualmente escucho, leo y veo a muchísimas personas juramentarse una y otra vez cambiar, que está cansado y triste de su vida, que quiere superar sus miedos, que está esperando el momento adecuado para actuar (nunca llega)  y su actitud siempre es pasiva, ni siquiera reactiva, ante el mínimo obstáculo, aparece su actitud negativa, mediocre y de temor, con lo cual esa persona está destinada a no cambiar nunca!!!.

Cuando se tiene una actitud positiva, valiente, llena de ilusión y esperanza, al final las cosas se consiguen, porque está claro que cuando hay un compromiso real, el poder de la actitud abre puertas, hace escalar montañas, nos hace nadar por aguas difíciles, conducir por superficies desastrosas, y todo para llegar al objetivo.

Está claro que todo proceso de transformación no es fácil, pero cuando se tiene la actitud del cambio, nadie podrá detenerte, utilizarás todos los recursos que se te presenten (libros, audios, profesionales, amigos, familia, terapias alternativas, cambios de entornos y hábitos) hasta lograr el ansiado cambio y eso será de la mano del poder de la actitud.

Todo aquel que desea cambiar ó lograr un proceso de transformación pero siente que siempre está dando vueltas sobre el mismo lugar, le recomiendo que cambie de estrategias, que no siga con las mismas porque no cambiará nunca y por favor que se haga amigo del poder de la actitud.

Finalmente les dejo dos pregunta de reflexión:

Cuál es tu actitud ante la necesidad del cambio?

Eres de los que se lamentan y mueren en el intento ó de los comprometidos de verdad?

Anuncios
  1. Jara
    12/07/2011 en 8:18

    Hola de nuevo. Gracias por mantenernos alerta.
    Estoy pasando un difícil momento personal y mi actitud ha sido la del cambio.
    Estoy subiendo la montaña, pero es muy difícil mantener ese grado de motivación constante y de vez en cuando, te parece que no puedes, que no avanzas, que todo parece seguir igual.
    En este proceso he aprendido algo muy importante y es que los saboteadores, llegarán a visitarte cuando menos te lo esperas y cuando eso ocurre, es el momento de pararte a reflexionar y repasar los pequeños logros conseguidos.
    ¿Moriré en el intento ? Hace poco tiempo mi respuesta sería….espero que no. Ahora es….¡ ni de broma!, tendré dias malos pero el dolor pasará y cada paso que de estaré más cerca de la cima.

    Gracias Germán, que tengas un buen día.

    • 12/07/2011 en 13:48

      Hola Germán y Jara acuerdo con muchísimo de lo escrito, copio un párrafo de tu texto ya que me gustaría aporta otra mirada, -“Habitualmente escucho, leo y veo a muchísimas personas juramentarse una y otra vez cambiar, que está cansado y triste de su vida, que quiere superar sus miedos, que está esperando el momento adecuado para actuar (nunca llega) y su actitud siempre es pasiva, ni siquiera reactiva, ante el mínimo obstáculo, aparece su actitud negativa, mediocre y de temor, con lo cual esa persona está destinada a no cambiar nunca!!!”-
      Hablar de actitud negativa o mediocre me parece que son opiniones que no ayudarán al que quiere y no lo está logrando, solo lo pondrán a la defensiva yo creo en el postulado que plantea que todo lo que las personas hacemos tiene un -propósito adaptativo positivo- y el mismo es movido por una creencia que en automático plantea acciones que van en dirección contraria a las del compromiso declarado, en éstos casos prefiero descubrir esas creencias que se ponen en conflicto antes que emitir juicios que pueden ahondar la situación.
      Gracias por compartir el artículo.
      Les deseo un GRAN día, salvo que tengan otros planes.
      Osvaldo

      • 12/07/2011 en 16:27

        Muchas gracias Osvaldo por aportar tu reflexión y otro punto de vista, aunque te digo que lo dicho sobre “actitud negativa, mediocre y de temor, con lo cual esa persona está destinada a no cambiar nunca!!!”, es lo que dicen las personas cuando no pueden ni quieren cambiar, son sensaciones que se me vienen cuando estoy delante de ellos, porque el Coach no se deja llevar por las palabras, sino por los gestos, los tonos de voz, los movimientos y por la intuición. Porque si dejamos hablar a nuestro saboteador, siempre intentará agradar y buscar palabras dulces para autoconvencernos pero tu verdadero SER pide otra cosa. Simplemente observa a las personas, que su refleja su cara?, lo contrario a lo que dicen, como lo dicen…
        Nuevamente gracias por aportar otro enfoque y perspectiva, un fuerte abrazo.

    • 12/07/2011 en 16:20

      Hola Jara, un placer tenerte nuevamente en este espacio y aportando tu experiencia. Me alegro que sigas escalando la montaña, que avances aunque sea poco a poco, como también es bueno detenerse a reflexionar pero no olvides en determinados momentos aceptar la ayuda de las personas, porque muchas veces creemos que podemos solos, y al final la escalada se hace muy dura.
      Un fuerte abrazo y adelante!!!.

  2. 12/07/2011 en 14:43

    Buenas tardes Germán. Buen post para el que quiera enterarse de todo lo que pasa en nuestros pensamientos y pro consiguiente actitudes.

    Ante tus preguntas, paso a responder con AMP (actitud mental positiva)

    1.- ¿Cuál es tu actitud ante la necesidad del cambio?. Mi actitud es de miedo e inquietud al tiempo que llena de energía y coraje por lo nuevo que se avecina.

    2.- ¿Eres de los que se lamentan y mueren en el intento ó de los comprometidos de verdad?. Soy de los que se lamentan y de los compromotidos de verdad. A veces una cosa me lleva a la otra!

    Un abrazo lleno de acitud empoderada 🙂

    • 12/07/2011 en 16:31

      Hola Diego, gracias por mostrar tu valentía y compartir las respuestas a las preguntas que he planteado, lo que puedo decirte por lo que te conozco que a ti te sobra: COMPROMISO!!!.
      Un abrazo.

  3. susana levin
    13/07/2011 en 13:24

    hola, adhiero en general.. solo quiero agregar que una distincion muy poderosa que nos anima mas a ese cambio que buscamos,, es la declaracion pubica.
    No es lo mismo decirse a uno mismo, que esta buscando un cambio, que cuando lo anuncia publicamente.
    La fuerza de esta declaracion modifica la actitud ante la necesidad de un cambio, ´potenciaandolo!!!!!!!!!!!!!!
    un abrazo

    • 13/07/2011 en 13:29

      Hola Susana, lo que dices de la declaración pública, es muy potente!. Por eso cuando hablo en el post de la ayuda, está también vinculada a lo que dices, el comprometerse con uno mismo y alguien más, no genera un compromiso y el querer cumplirlo lo hace muy fuerte.
      Gracias por aportar tu reflexión, un abrazo.

  4. Fernan
    14/07/2011 en 1:01

    Leyendo la aportación de Susana me vienen a la cabeza unos cuantos libros, artículos y comentarios varios que, digamoslo asi, defienden el efecto potenciador de nuestras intenciones al comprometernos públicamente. Sin embargo, y aunque en parte puedo estar de acuerdo, tengo la sensación de que el mayor efecto potenciador que una persona puede generar es cuando se compromete consigo mismo.

    Son numerosas las apariciones, en este espacio, de los conocidos saboteadores. ¿Os ha ocurrido en alguna ocasión que al compartir un proyecto u objetivo con otras personas hayan aparecido palabras de desaliento?: eso que te propones es francamente difícil o imposible, no merece la pena intentarlo…Por lo tanto, a los saboteadores internos debemos sumarles los externos. La tarea puede ser ya lo suficientemente complicada como para poner mas piedras en el camino. El compromiso, entendido en toda su extensión, es un valor muy potente, per se. Si lo entendemos e interiorizamos correctamente podremos ser conscientes de que el compromiso con nosotros mismos es el top y, por lo tanto, no necesitamos mas aliciente que este y, menos, exponernos a los posibles saboteadores externos ante los que nos comprometemos.

    Entre ambos tipos de compromiso, sin duda alguna, me inclino por el compromiso con uno mismo, porque este compromiso genera, entre otros aspectos:

    – Confianza en mi potencial y en mis capacidades. Aumenta la confianza en mi mismo.
    – Respeto hacia mi mismo. No me puedo engañar. Si me doy mi palabra y no la cumplo ¿Como voy a cumplirla frente a terceros?
    – Un mayor nivel de autoconocimiento y, por lo tanto, de los limites de mis capacidades a la hora de comprometerme al cumplimiento de mis objetivos.
    – Absoluta autonomía e independencia en mis acciones, sin que necesite de terceros para aumentar mi compromiso en aquella objetivos que me plantee.

    Este es, otro punto de vista.

    Que paséis un buen día.

    Fernán.

    • 14/07/2011 en 8:57

      Gracias Fernan por la reflexión detallada que has compartido, coincido en lo que dices, pero para que una persona pueda llegar y cumplir esos tipos de compromiso que explicas y comparto, debe hacer un profundo proceso de autoconocimiento, solo así podrá cumplir sus compromisos y la mayoría de las veces para que el proceso de exploración sea productivo se necesita ayuda porque solo es muy difícil lograrlo, ya sabes los saboteadores son muy listos.
      Un abrazo.

  5. José Manuel
    15/07/2011 en 3:07

    Hola Ger.

    Ya muchas veces en mi vida escuché que “el querer es poder”. ¡¡Y cuanta razón hay en ello!! En el momento que deseamos algo, no existen barreras que nos puedan contener, porque en ese preciso momento despertamos nuestro una herramienta propia del humano para tales momentos: el ingenio. No existe persona que no lo tenga, solamente personas que no lo usen. Pues entonces coincido contigo, que la voluntad y actitud son la clave del cambio.

    Y dejo un comentario coincidiendo con lo comentado, de una de las mentes más brillantes de nuestra raza:

    “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”. Albert Einstein.

    • 15/07/2011 en 8:37

      Gracias José por tu reflexión, además con la frase que citas de A.Einsten, queda más que claro todo. Cuando realmente algo te resuena, te apasiona ó te das cuenta que es necesario, nadie podrá detenerte.
      Un abrazo y gracias por tu tiempo.

  6. Mjose Padilla
    15/07/2011 en 10:43

    Creo que cuando la actitud cae o somos conscientes que algo está fallando en nuestra forma planteada para conseguir el objetivo, la meta, podemos acudir a nuevos conceptos, que a mi, personalmente me gustas muchos, y son PROACTIVIDAD – REINVERTARSE Y RESPONSABILIDAD, todos relacionados entre sí. Si decido cambiar mi actitud es porque quiero reinventarme, para ello voy a ser más proactivo, asumiendo la responsabilidad. Ser responsable no es más que decidir coger las riendas de nuestra vida y asumir que solamente en nosotros, está el poder. Dejamos de ser niños, esperando a que alguien nos resuelva el problema y admitimos que, solo en nostros, está la solución. Y entonces, nos volvemos más proactivos y aparece la nueva persona, nos reinventamos!!
    Aprovechen el verano y la energia del sol para plantearse cómo quiero reinventarme? en quién me voy a convertir?? Qué actitud decido tomar? 😉 Gracias!!
    Mjo

    • 15/07/2011 en 12:13

      Gracias M.José por aportar tu reflexión. A parte de las actitudes que nombras para enfrentar el cambio, tomo a la actitud como una filosofía ante la vida, es decir, como quieres estar en la vida, desde el papel de víctima ó de protagonista?, esto nos marcará, será nuestra marca personal.
      Un abrazo y gracias.

  7. 17/07/2011 en 20:34

    hola Germán,me ha gustado mucho el artículo y suscribo totalmente lo que dices.Recientemente, un familiar ha pasado por una operación grave, y está recuperandose con éxito, en gran medida por la actitud positiva que ha adoptado desde que se la diagnosticaron.Mantuvo una posición siempre de optimismo y se fue poniendo metas que alcanzar para recuperarse…es un verdadero ejemplo a seguir de que adoptando una actitud positiva ante los problemas se puede lograr el éxito.Nos dió una lección a todos.

    • 18/07/2011 en 11:04

      Gracias Marta por aportar tu reflexión, ahí tienes un claro ejemplo del poder de la actitud, el de convertir un problema en un reto, porque ante determinadas situaciones siempre hay dos opciones; tomas una actitud pasiva y de víctima ó asumes el protagonismo con ilusión y valentía, está claro que ha elegido tu familiar.
      Un abrazo y gracias.

  8. Angelica
    17/07/2011 en 21:33

    La actitud lleva a que aquellas cosas que uno considera problemas sean solo objetivos a cumplir , es por eso que todo lo que se me presenta en la vida para mi son tareas que esperan a que les coloque un “ok” que indica que lo ha realizado, adicional, no hay nada mas gratificante que aquello que lograste, sea el resultado de tu trabajo, esfuerzo y dedicación.

    • 18/07/2011 en 11:05

      Hola Angélica, muchas gracias por compartir tu reflexión llena de sabiduría, está claro que las metas, objetivos y sueños se cumplen cuando existe una actitud real y comprometida, sólo así podemos llegar a nuestros deseos.
      Un abrazo y gracias por aportar.

  9. Cecilia
    12/08/2011 en 0:35

    Hola Germán, soy nueva en este grupo. La verdad son muy interesantes los temas desarrollados y los comentarios que aportan los distintos usuarios.
    En relación a este post me gustaría agregar que uno a través de la vida va atravesando distintas experiencias, hay momentos en donde se tiene una actitud más positiva frente a la vida, y en otros momento esa actitud decae un poco, Sin embargo, son esos momentos díficiles en donde la persona aprende y debe poner “todo” de uno (con lo que esta palabra comprende) y pedir ayuda a quien uno sienta que puede apoyarlo en esta decisión de “cambio” o “transformación”
    Coincido en que la actitud es una de las cosas más importantes para generar el cambio anhelado, hay que tratar de no perder nunca ese rumbo, y si se pierde, buscar en nuestra memoria qué queremos para ser felices, conocernos, y así podremos salir y obtener una experiencia de vida muy valiosa y una vida distinta, en correlación con nuestros sueños, objetivos, gustos, en fin, en correlación con lo que cada uno llama felicidad.
    Es dificil, pero nada es imposible si uno está convencido en el rumbo que quiere tomar.
    Muchas gracias y éxitos en los próximos post.

    • 12/08/2011 en 10:48

      Gracias Cecilia, me alegro que te haya gustado el artículo, también comparto lo que dices y la actitud es un gran impulso cuando es positiva y un gran freno cuando es negativa, así que habrá que elegir donde queremos estar.
      Un abrazo y gracias.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: