Las estatuas de cemento

Después de una temporada intensa, esta época del año es muy propicia para reflexionar, pensar como ha ido la temporada, que hitos han quedado grabados, que cosas se deben corregir para alcanzar los objetivos del año, donde estamos empleando más energía y en que nos estamos quedando sin gas. Que cosas ó personas hemos descuidado por la frenética velocidad diaria, en fin, son muchos los acontecimientos para pensar.

A raíz de lo que cuento, me surgió el pensamiento de recordar cual era el tema más recurrente, importante ó resonante, tanto en los clientes con los que trabajo ó gente de mi entorno, ya sean amigos, compañeros de profesión ó personas cercanas.

Me he quedado con un tema, el de dejar “una huella ó un impacto”  por esta vida que nos toca vivir, siento y considero cada día, que el proponerse descubrir cual es el sentido de nuestra vida, la misión ó como queremos que nos recuerden en cada momento, es algo por lo que debemos preocuparnos en explorar, descubrir y ponerlo en marcha.

Imaginemos un momento que nos encontramos en un pasillo muy largo de un museo, lleno de estatuas de personas, hay cientos de ellas, iniciamos el camino para verlas todas, después de recorrer la mitad, vemos que hasta ahora todas son de cemento, la mayoría viejas, descuidadas, algunas casi ni se les ve el rostro, otras de tan grises no ves diferencias entre una y otra.

Seguimos caminando, de momento no destacamos ninguna, todas parecen iguales y no nos despiertan ningún interés. Con lo cual continuamos el recorrido, después de ver otras 20 como las anteriores, nos detenemos; hay una diferente!!!!, nos quedamos impresionados.

La estatua en cuestión, tiene un rostro perfecto, brilla como la luz, está impecable, esta cubierta de oro totalmente!!!.

Después de observarla un rato, continuamos el trayecto hasta el final, el resto de las estatuas iguales a las otras (grises, viejas, descuidas), pero en nuestra mente sigue la imagen de la diferente. Al final del trayecto nos encontramos con una nota que dice:

“Todas las estatuas grises y de cemento, correspondieron a personas que durante su vida no utilizaron sus talentos, no entonaron nunca la canción de su vida, siempre han estado observando la vida de los demás y nunca las suyas, han vivido en la negatividad, encerraron su autenticidad, y llegaron al último día de sus vidas sin saber quienes eran en realidad”.

“La estatua de oro, perteneció a una persona auténtica, optimista, conocedor de sus talentos, que constantemente transmitió sus dotes, explotó sus habilidades, confió en su SER, no fue preso del que dirán y siempre buscó estirar sus límites, rodeado de todos aquellos que él quería y le querían…….”.

Es fácil recordar que vimos en ese paseo?, quién sobresale al resto?, cuales eran las características de cientos y cuál la de uno solo?.

Pues así es como se distinguen las personas que viven desde lo que son, de las que viven secuestradas por el personaje de los miedos, inseguridades y baja autoestima.

Espero que puedan reflexionar sobre esto, que puedan descubrir como pueden convertirse en la estatua de oro, porque no me cabe ninguna duda, que si se ponen todas las personas manos a la obra, podemos llenar ese pasillo en estatuas de oro!.

Anuncios
  1. 02/08/2011 en 11:09

    Excelente reflexion!

  2. 02/08/2011 en 11:43

    Muy bueno German!!!
    Quiero ser una estatua de Oro!!!
    y en estos meses me he movido en ese unico sentido!!!
    Gracias.

  3. Alejandro garay
    02/08/2011 en 14:33

    Comparto que lo mejor es siempre ser como uno es y eso dejará la huella donde tenga que dejarla, ya que no tiene que importar si la deja o no. Ahora, si todas las estatuas fueran de oro, la distinta sería otra.
    Dicho esto, creo que lo 1º es saber qué es lo que queremos y desde ese punto empezar a hacer nuestra estatua ya sea de oro de cemento o de lo que sea… en definitiva, pasar por el museo y reconocernos nosotros mismos.

    • 02/08/2011 en 15:58

      Hola Alejandro, gracias por compartir tu reflexión, creo que decimos lo mismo pero de diferente manera, al referirme a la estatua de oro, lo hacía desde la metáfora que es el punto más alto de autenticidad, por eso he puesto ese símbolo, desde mi opinión ojalá todas las personas llegaran a ese nivel máximo y por supuesto, es ahí donde coincido contigo, que entre ellas también se diferencien por más que sean de oro.
      Un abrazo y gracias por aportar otro punto de vista.

  4. Yolanda
    02/08/2011 en 18:28

    Hola Germán,

    Me parece muy interesante tu post. Realmente en muchas ocasiones nos dejamos llevar por el activismo, por el frenético ritmo del día a día en el trabajo, en la vida personal… y no es hasta que bajamos un poco el ritmo, especialmente en las vacaciones, cuando volvemos a conectar con nosotros mismos al 100%, a sentir con más claridad a nuestro propio yo. Gracias por ayudarme a recordar esto mismo.

    Tenemos que luchar por ser auténticos, por ser nosotros mismos con la mayor intensidad posible.

    Un saludo,

    Yolanda

    • 02/08/2011 en 18:35

      Me alegro Yolanda que el post te haya aportado valor, la idea es poderse conectar en vacaciones con la propia esencia y ver la forma de que no se pierda durante la temporada.
      Un abrazo y muchas gracias.

  5. Ricardo Torres
    02/08/2011 en 22:02

    Muchas gracias por la reflexión Germán. Cada día avanzamos un poco más y vamos entendiendo un poco más como dar la vuelta y ser nosotros mismos.

    • 03/08/2011 en 8:50

      Gracias Ricardo por tus palabras y me alegro que el post te haya aportado algo de valor, además que poco a poco se va trazando un camino.
      Un abrazo y nuevamente gracias.

  6. Cecilia Santelices
    03/08/2011 en 2:52

    A mi también me hace ruido el termino estatua de oro…entiendo como explicas que es por su perfeccion..pero me suena mas quiza entonces “estatua de luz”…la energia de las personas integrales,autenticas,consecuentes,que tienen un “angel” o un “no se que” que irradia y no permite olvidarlos.
    Saludos y felicitaciones x tu blog!!

    • 03/08/2011 en 8:53

      Hola Cecilia, me parece genial que para ti resuene más “la estatua de luz”, como si te inspira más otra cosa, lo que realmente me interesa transmitir es la idea, de la importancia de vivir desde lo que eres y no de como quieres que seas.
      Me alegro que hayas podido encontrar tu propia figura para que te inspire y te permita que saques ese SER luminoso que llevas.
      Un abrazo y gracias.

  7. Fernan
    03/08/2011 en 10:06

    Suscribo plenamente el planteamiento del post de esta semana German.

    La autenticidad es una manera de vivir plena con uno mismo y con los demás. Con uno mismo porque supone hacerlo alineado con lo que uno quiere ser. Con los demás, porque no deja lugar al equivoco ni a la especulación. Uno se muestra tal y como es.

    Esta situación especulativa, lamentablemente, genera recelo y desconfianza entre las personas. Parece que hemos admitido como regla del juego que uno pueda hacer creer a los demas que es otra cosa de lo que realmente es. Se crean, entonces, falsas estatuas de oro y, algunas, son falsificaciones muy buenas que nos dificultan la identificación de la autenticidad.

    Cuantas mas seamos las personas que intentamos vivir de manera autentica, menos falsificaciones habrá y, seamos de oro, bronce o barro lo importante sera: ser autentico!

    Que paséis unas autenticas vacaciones!

    Fernan.

    • 03/08/2011 en 15:56

      Gracias Fernán por aportar tu experiencia y reflexiones todas las semanas, comparto plenamente lo que planteas, la autenticidad es nuestra verdadera carta de presentación, la estatua?, da igual el material ó el aspecto que elijas, lo importante que hayas dejado alguna huella en tu vida.
      Un abrazo y feliz verano para ti también.

  8. Gema
    04/01/2012 en 16:29

    Hola,
    Me ha gustado mucho la metáfora. Para mi son muy interesantes de leer, reflexionar y que profundicen en tu ser…que chula 🙂
    Gracias,
    Gema

    • 04/01/2012 en 17:07

      Muchas gracias Gema por tu tiempo, me alegra que te haya gustado el post y te aporte valor, además de invitarte a la reflexión y conectar con tu propio SER.
      Un abrazo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: