Controla lo que si puedes controlar!!!.

Continuando con el tema de la pasada semana, acerca de querer controlar todo, en el post de hoy quiero profundizar aún más en el tema, porque las personas derrochan mucho tiempo  y energía en querer controlar situaciones que no están a su alcance, como por ejemplo saber la reacción de una persona.

Hace unos años leía un artículo de Stephen Covey, en el cual planteaba que nosotros podemos controlar el 90% de las cosas y un 10% que no.

A raíz de eso lo resumo en el siguiente ejemplo que leí en ese artículo: imagina que estás desayunando por la mañana con tu familia, antes de salir tu niño tira el café sobre tu camisa, reaccionas gritando y enfadándote mucho con tu hijo, este se pone a llorar, tarda en desayunar, sale tarde de casa, pierde el bus, tienes que cambiarte rápido, llevarlo tu en el coche al colegio, le dejas, vas rápido a la oficina, te multan por exceso de velocidad, llegas tarde y encima te dejas el maletín en casa, pasas el día mal y luego cuando llegas a casa, tu mujer y tu niño te reciben enfadados por como actuaste por la mañana.

Imagina que hubieses actuado diferente, se cae el café sobre tu camisa, le dices al niño que tenga más cuidado explicándole el inconveniente que te provoca esto, subes a cambiarte la camisa, saludas a tu hijo con un beso, se va contento al cole, toma el bus a la escuela en horario, tu vas a la oficina al ritmo habitual, llegas antes con el maletín de trabajo y pasas una jornada tranquila, para luego llegar por la noche y disfrutar de la compañía de tu familia.

Vaya diferencia entre las dos reacciones, el acontecimiento inicial es el mismo en las dos situaciones, la caída del café en tu camisa, eso no puedes controlarlo, es un hecho ajeno a ti, pero el resto lo controlas tu, si! y eso que estás pensado también: TU REACCION!!!.

Es ahí donde surgen las diferencias entre las personas efectivas y las que viven atrapadas en los problemas, la reacción, la gestión de las emociones, dependen puramente y exclusivamente de ti, de nadie más, sólo tu las puedes controlar y ser el responsable de ellas.

Sólo TU puedes elegir en que perspectiva ubicarte, en la primera que lograrás tener un mal día, echándole la culpa a tu niño, al tráfico, a la policía, al jefe y los compañeros de trabajo ó bien puedes elegir la segunda perspectiva para controlar con eficacia y ahorrando tiempo.

Si haces caso a tus saboteadores, te comportarás como el primer caso, no gestionarás tus emociones, darás paso a que te controle tu ira, tu ego y perderás todo tipo de control, dando rienda suelta a la queja y a la mala suerte.

Cuando aprendes a controlarte tú, focalizarte en lo que está a tu alcance, a no perder energías en pequeños detalles, a controlar lo que depende de ti, a actuar con decisión en las cosas que verdaderamente importan, centrándote en el proceso, en el momento, con pasión e ilusión, no necesitarás para nada querer controlar todo, hasta ese 10% ajeno a ti.

Cuántas horas de tu vida dedicas en pensar cómo reaccionarán los demás ante tus acciones ó palabras?, a que seguramente has pensado varios escenarios y ninguno se cumplió cuando has actuado, es que es imposible saber lo que piensa el otro porque existen un sin fin de posibilidades!!!!!!!!!.

La persona que vive plenamente, que disfruta realmente de la vida, que camina hacia la felicidad, se centra pura y exclusivamente en las cosas que puede controlar, entre ellas sus emociones y reacciones.

Y tú a día de hoy, que tipo de control ejerces en tu vida?.

  1. 22/11/2011 en 9:14

    Estupendo Post Germán!! Felicidades.
    Me ha gustado mucho, efectivamente pensamos que hay muchas cosas que no podemos controlar como cambiar de trabajo o perseguir nuestros objetivo, otras veces, como bien relatas, nos centramos en aspectos emocionales que no podemos cambiar como cuando se nos rompe algo.
    Enhorabuena. Un fuerte abrazo.

    • 22/11/2011 en 14:38

      Un placer verte por este espacio Juan, muchas gracias por tu tiempo y aporte. Comparto tu enfoque y soy de los que confía en una persona cuando quiere, puede!.
      Un fuerte abrazo y gracias.

  2. Lorenzo
    22/11/2011 en 11:32

    Como siempre,un post muy interesante que nos hace pensar y reflexionar sobre nosotros mismos.
    desde que he tenido sesiones de coaching contigo,ha cambiado mucho mi manera de pensar y,sobre todo,de actuar…admito que todavia tengo puntos debiles,pero sigo trabajando para centrarme en las cosas que puedo cambiar y dejar de pensar en todo lo que no puedo cambiar.
    Sigo utilizando demasiada energia con saqueadores y saboteadores.
    Gracias German.

    • 22/11/2011 en 14:41

      Gracias por tu aporte Lorenzo, tu crecimiento en menos de un año ha sido brutal, tus has aprendido a controlar lo que puedes, es lógico que la excelencia en estos temas son difíciles de conseguir pero estás en ello.
      Un fuerte abrazo y adelante porque tu te esfuerzas día a día en controlar tus acciones sin echar culpas a los demás.

  3. Albert D.
    22/11/2011 en 12:44

    Genial post German! Ese es el objetivo dónde llegar, vamos a trabajar en el camino para llegar a él… Gracias!

    • 22/11/2011 en 14:43

      Hola Albert, muchas gracias por visitar nuevamente este espacio y dejar tu aporte. De eso se trata, ir haciendo del camino algo agradable y placentero para alcanzar objetivos, controlando solo lo que depende de ti.
      Un fuerte abrazo.

  4. jesus lopez
    22/11/2011 en 13:13

    hola German,muy acertado el post,en mi caso vamos poco a poco,con mucho esfuerzo y tu ayuda estoy seguro de conseguirlo,por ciero,estoy con la lectura del ultimo libro del Dr, Covey
    “los siete habitos de la genta altamente efectiva” una maravilla.
    aprovecho para enviarte un abrazo y agradecer tus comentarios.
    http://www.txuxtrader.blogspot.com

    • 22/11/2011 en 14:45

      Hola Jesús como siempre un placer tenerte por aquí y recibiendo tu aporte.
      Estoy convencido que tu perseverancia y constancia te llevarán a tus objetivos, por eso el controlar lo que está al alcance de uno es fundamental, como también nuestras reacciones.
      El libro que mencionas es muy bueno y más aún aplicar las ideas.
      Un fuerte abrazo.

  5. 22/11/2011 en 13:26

    Estoy de acuerdo con el contenido del post. Es sensato entender que hay variables con las cuales una persona cualquiera se va a encontrar en el transcurso de su día a día. No obstante, no estoy de acuerdo (aunque sí lo entiendo) con el control.
    Exactamente, en la más completa precisión, psicológicamente, cuando hay control ¿qué es lo que controla qué cosa? En la intimidad de la psiquis, ¿quién controla y qué es controlado?
    Ante la perspectiva de la comprensión, ¿por qué y para qué controlar?
    Si una persona ve claramente la vía con la cual llegó al enojo, que le produjo el vuelco de café en su ropa, si lo ve con total claridad, el tema del control ya no es ni siquiera importante.
    Si una persona tiene gran enojo, suponiendo el caso que se menciona en el post, luego de que el hijo le derramase café en su vestimenta, y si ésta controlara ese enojo, lo dominase, no sería diferente en lo más mínimo al día en que no lo pudiera controlar. Es decir, se plantea aquí un control externo a fin de que no afecte al hijo, pero ciertamente que ha habido un ‘descontrol’ hasta el momento en que dicha emoción ha tenido lugar. ¿Esos momentos no cuentan para el control o sólo son los momentos externos? ¿Y por qué una persona debería optar por el control aún de ese momento interno?
    ¿Por qué la ‘psicología práctica’ culmina en el modelo de controlar las reacciones? ¿No hay acaso otro paradigma? ¿Existen alternativas al control (externo, interno) de las emociones, y, si así lo fuera, cuáles serían? ¿Qué es gestión de uno mismo, quién o qué gestiona?
    ¡Un saludo!

    • 22/11/2011 en 15:18

      Hola Addax,
      Gracias por aportar tu punto de vista y tu reflexión. A mí me resuena más la palabra gestionar, pero lo importante de esto hecho, es que tu eliges como reaccionar, si enojarte no te afecta en nada tu día y no trae consecuencias al entorno y te hace una persona feliz, me parece genial. Ahora si enojarte y manifestarlo te altera y hace que no disfrutes el día, habrá que preguntarse si es mejor gestionarse ó no?.
      Un abrazo y muchas gracias por tu aporte.

      • 22/11/2011 en 15:39

        ¡Hola, muchas gracias por responder!
        Digamos que X persona tiene/siente un enojo (podría ser aburrimiento también, lo que sea). X está sintiendo ahora mismo enojo. Entonces, en el medio de ese enojo, se ve en relación con otras personas. Esta persona ha leído sobre psicología, algunos libros de auto-ayuda, entiende de algunas psicoterapias, tiene noción de la denominada psicología transpersonal y desea hacer un mínimo aporte al barrio. Esta persona sabe lo que ha sido estando enojada y mientras está enojada, reflexiona: “Ok, no diré ni haré mucho para no perturbar el ambiente ni a las personas que están en él. Controlaré, respiraré, contaré hasta diez. Tal vez me vaya a mojar la cara; quizás sea mejor me retire de donde estoy”. Con todo lo que ha venido sabiendo es más o menos lógico que una persona que se precie como tolerante o que busque instaurar un entorno como tal obre así ante su propio enojo, ¿no? Ahora bien, ¿aquí empieza y termina la Psicología como tal?
        Supongamos que lo adecuado sea tener que controlarse mientras se está enojado, por ejemplo. ¿Por qué no orientar esta misma perspectiva a un momento antes de que el enojo se produzca? ¿Por qué hacerlo justo después, a modo de una reacción al enojo? Es lógico concluir que si uno controla las reacciones que por su enojo tiene es también posible llevar ese control a un nivel más profundo. ¿Por qué plantear el control enfocándose en las reacciones? ¿Se comprende lo que intento decir? Y vamos más allá. Si X persona ya ha practicado exitosamente controlar sus reacciones en medio de un enojo, y, si, además, ya puede controlar los constitutivos de un enojo de modo tal que no llega a enojarse gracias a ese control, ¿me sigues?, ¿qué lugar queda para el hombre si sus instancias de ser han sido embebidos por el paradigma del control? Si controlo aquello, puedo controlar esto, y eficiencia allá es también eficiencia aquí.
        Pensando que el control es necesario puedo fácilmente plantearme controlar muchas de las instancias en las que mi comportamiento tiene actuación. Si fuera así, ¿qué es el ser humano? ¿Un sujeto/objeto de presión, control y poder en las esferas más íntimas de su psiquis? ¿Qué resultaría si esto esta X persona lo plantearía hacia un exterior?

        ¡Un saludo, buen día!

    • 22/11/2011 en 16:35

      Hola nuevamente Addax, la persona puede enojarse ó ponerse mal justificadamente cuando le pisan sus valores, yo no entro en su psicología (porque no es mi especialidad)en lo que entro es el SER de la persona, uno debe reaccionar cuando no honra sus Valores pero en vez de echar culpas puede reflexionar si donde se encuentra ó quienes le rodean, puede honrar sus valores, sino es así pues deberá cambiar de entorno. Vuelvo a decirte, si para una persona enojarse y no controlarse, hace que se sienta realmente feliz, que siga disfrutando de ese estado, pero yo elijo, gestionar mis enfados, no perder el tiempo en cosas que no me aportan y vivir honrando a mis valores, y enojándome no los honro.
      Un abrazo y gracias.

  6. 22/11/2011 en 18:06

    Excelente tu post Germàn, contestando tu pregunta final , y me encuentro en la mitad del camino, queriendo modificar aquellas reacciones que me provoquen malestar. No es facil pero tampoco imposible, ya que pensando un segundo antes de decir algo es suficiente. Por cierto el ejemplo lo he vivido varias veces pero he reaccionado diferente.
    Saludos.

    • 22/11/2011 en 18:10

      Hola Mariana, me alegro que te haya gustado el post. Lo importante a la hora de reaccionar es importante preguntarte si va a aportarte algo hacerlo, porque reacciones inadecuadas pueden hacernos perder mucha energía y tiempo, es difícil pero poco a poco puede lograrse.
      Gracias por tu aporte, te mando un fuerte abrazo.

  7. Jara
    23/11/2011 en 7:25

    Muy bueno el post!. Contestando a la pregunta: ¿En qué lugar me encuentro?. Pues “depende”

    , (ja, ja, es que vivo en Galicia…).

    Me gustaría estar en el lugar de controlo.., las cosas son así…, todo está bien…,pero has tocado

    mi punto débil, las mañanas y la salida de casa para ir al cole….y cuando se me tuerce el día….

    Por eso me siento tan identificada, la verdad es que estoy evolucionando y consiguiendo que poco

    a poco, los días en que controlo lo que me pasa, aumenten en número, y disminuyan cada vez los

    del café derramado. Mi opción ha sido madrugar más para así tener un tiempo para mi y llegar

    mas contenta a la “batalla”.

    Gracias una vez más.

    Jara.

    • 23/11/2011 en 8:43

      En gran tierra te encuentras Jara, respecto al tema del post, lo importante es gestionar las reacciones por ellas nos llevan a terrenos que luego nos hace perder mucho tiempo y energía!!!.
      Un fuerte abrazo, gracias por tu aportación y tiempo todas las semanas en este espacio.

      • 23/11/2011 en 8:49

        Me alegro Esteban que te haya gustado y aportado valor, lo importante es que la mayoría de las decisiones están a nuestro alcance, lo complicado es cuando no decidimos, dejamos que otros lo hagan por nosotros y nos dejamos llevar por el ego y el apego.
        Un abrazo y muchas gracias por tu tiempo.

  8. Esteban Alvarez
    23/11/2011 en 8:28

    Me ha parecido una reflexion estupenda con un ejemplo muy cotidiano en nuestras vidas. Lo mas importante de este comentario es: cada uno podemos controlar nuestra vida de forma que todo sea mucho mas fácil. Muchas gracias.

  9. 23/11/2011 en 22:34

    Saludos desde Cartagena , cuando vi el titulo de este articulo quise responderme algo que mis amigos y mas cercanos ven negativo en mi…querer controlar todo, y luego de leer.. me siento ahora mas confundida, perder el control para mi de las cosas es debilidad, me siento con la capacidad suficiente de llevar acabo todo en mi vida, delego funcione y trabajos.. pero estoy seguro yo lo enfoco de otra forma, donde mas he tenido problemas es en la parte emocional querer controlar en un región caribe machista como mujer me ha sido muy difícil, yo realmente quiero saber y manejar MI CONTROL pero sinceramente no he leído mucho de esto, podrías German darme un enfoque de esto y recomendar algunos links, o libros. Yo soy una mujer positiva que lleva siempre lo mas triste, terrible, angustioso a algo lindo, maravilloso y siempre son experiencias de crecimiento. Mi padre me enseño a no recibir frutas podridas(actitudes negativas) y siempre caminar hacia delante, me siento con tanta confianza y poder de hacer todo que quizás ese control es que mis amigos y mas cercanos no les gusta. Gracias.

    • 24/11/2011 en 7:16

      Gracias Merly por tu aporte y tiempo. El querer controlar todo, incluyo cosas ajenas a ti, hace que pases momentos de estrés y ansiedad porque muchas veces te preocuparás por cosas que tu no puedes hacer nada y deben decidir otros. Lo importante es que tú lideres tu vida, controles y gestiones tus emociones, centres tus fuerzas en ti misma, que decidas por ti y fundamentalmente olvidarse del resultado, hay que enfocarse en el proceso y sólo así ganarás autoestima y tranquilidad.
      Para leer, te recomiendo cualquier libro de Robin Sharma, habla mucho del liderazgo interior.
      Un abrazo y espero haberte respondido.

  10. Chelo Zambrana
    25/11/2011 en 9:22

    Buenos días, es la primera vez que intervengo en un espacio como este y deseo sea tenido a bien…… en el sentido que sí hay maneras preestablecidas para participar, ruego me lo hagan saber ya que soy novata, pero es que me encantó el tema y no he podido resistirme.

    Por supuesto, Felicidades por el post, me ha parecido muy interesante.

    Quería aportar mi comentario o mi manera de ver el mundo: Has visto alguna vez un anuncio de coches que decía: “Be water my friend, be water”, mientras el turismo seguía siempre hacia adelante?????
    Pues para mi eso es la vida. Tenemos que seguir hacia adelante fluyendo (no digo q sea fácil), mientras a lo mejor nos viene algo por la derecha o por la izquierda…. lo que nos ocurre no es controlable, pero cómo nosotros decidamos tomarnos cada acontecimiento que nos ocurre, sí. Y por supuesto, siempre seguir hacia adelante, evitando que las cosas que nos ocurren a diario interfieran con lo que habíamos decidido hacer en el día y no agrandándolas o magnificándolas, o dejando que nuestra manera de tomarnos los acontecimientos nos influya…… por lo tanto, puede ser que sí, que como cada uno de nosotros decidamos sentirnos y reaccionar frente a lo que nos ocurre en cada momento, sea controlable. Muchas gracias por tus reflexiones German, tanto a tí como a las demás personas que han aportado en este post.

    • 25/11/2011 en 10:58

      Bienvenida Chelo, es un placer tenerte por aquí, para participar en este espacio es como lo has hecho, SER auténtica y aportar tu reflexión, la cual comparto completamente, hay que dejarse fluir, centrándose en el momento, haciendo las cosas bien, con pasión e ilusión, que al final el buen resultado llega solo. Además cuando aparecen cosas que no esperamos debemos tratar de perder el menos tiempo posible y seguir fluyendo.
      Muchas gracias por tu aportación y tu tiempo, un abrazo.

  11. 30/11/2011 en 17:40

    Estimado germán, me ha gustado mucho tu artículo.Me alegro mucho haber leído tu post. Cada vez que leo tus artículos, me siento mejor y con ganas de seguir aprendiendo. Como tu bien dices, nosotros sólo somos responsables de nuestros actos, y hay que mostrarse asertivos. felicidades!!

    Saludos

    Jose Antonio

    • 02/12/2011 en 7:55

      Hola José Antonio, un placer tenerte por aquí. Me genera satisfacción que los post te aporten valor y los encuentres útil, es importante saber que cada cosa que hacemos tenemos la opción de decidir y elegir que hacer, con lo cual esa sensación es muy buena y reconfortable.
      Un abrazo y gracias por tus palabras y tiempo.

  12. Gerardo
    13/01/2012 en 16:16

    Hola german,muy bueno tu post, me ha dado que pensar. ¡Valla!, que has colocado una situación un poco tramposa (en mi punto de vista) con respecto a la conclusión amigable de una determinación ,no veo elección en la situción que mencionas. Lo que he llegado a comprender en mi vida es que cuando la una emoción emerge es muy dificil determinarse para concluir bien a la situción, pero se puede con ejercicio y observación. Aunque no deja de ser una determinación. ¿Porque creo esto? La emocion viene con sus recuerdos y le sumemos que en el momento en que se encuentra la emoción la parte lógica de nuestra mente se encuentra disminuida (“Inteligencia Emocional/Daniel Goleman”).
    Ahora bien la elección es un proceso por arriba de las objetividades y las subjetividades, si yo soy una persona en la que me cuesta determinarme ante una emoción, lo mejor seria poder ver que es lo que me enoja, y asi filtrarla para que luego pueda llegar a la elección, en otras palabras “cuando esta informacion que estoy recibiendo del exterior me invada no realice ninguna acción interna (o sea en este caso el enojo)”.
    ¡No tengo porque enojrame por semejante estupidez!
    Y si en realidad pude llegar a un proceso electivo, ello me da la habilidad de frenar la cadena no amigable (la primera) en cualquier punto, si no hay conexión entre los eslavones no existe una cadena, repito: la elección es un proceso por arriba de las objetividades y las subjetividades.
    Es mi humilde opinión, me gustó el comentario complicado de Addax, xD. Gracias por permitir expresarme.
    PD: Digo amigable y no SALUDABLE ya que no quiero utilizar esta palabra. O es saludable o no saludable, o estoy SANO o ENFERMO (intoxicado). Si me enojé entonces estoy intoxicado.

    • 13/01/2012 en 19:32

      Hola Gerardo, gracias por aportar tu reflexión y tu tiempo. Las emociones están y no las podemos quitar, lo que podemos hacer es gestionarlas. Pero lo que ocurre muchas veces reaccionamos por una estupidez pero lo que nos molesta de verdad es que alguno de nuestros valores se pudo haber “pisoteado” y entonces reacciones, aunque luego nos arrepentimos de la reacción. Por eso la clave está en aprender a gestionarnos.
      Un abrazo y muchas gracias.

  13. C. G. The Lechon
    24/01/2012 en 4:21

    “Controla las cosas que puedes controlas, larva. Deja que todo lo demás te importe una mierda, y si tienes que perder, pierde con tus armas ardiendo” (Cort, en los pensamientos de Rolando, La Torre Oscura ll).

    Gracias por el artículo. El mensaje simple e intuitivo invita a profundizar, indudablemente.
    El planteo de Ajjax (y tu paciencia en responderle) me trae al recuerdo el tema del perdón y la comprensión: cuando el hombre alcanza a comprender las circunstancias que llevaron a sus padres, por ejemplo, a obrar de tal o cual forma “reprochable” en el pasado, el perdón pasa a perder un significado concreto… su concepto incluso parece diluirse hasta lo risible incluso.

    En fin, supongo que ninguna verdad “universal” puede formularse sin que aparezca alguien inquieto y con ganas de exhib… “aportar” jajajajajj
    Éxitos.

    • 24/01/2012 en 7:27

      Hola C.G. The Lechon por tu tiempo y aportar tu reflexión, comparto lo que dices sobre que ninguna verdad es absoluta, cada uno vive una realidad propia y desde ahí ve las cosas de una manera, pero es cierto que muchas veces por cerrarnos nos perdemos muchas oportunidades y posibilidades.
      Gracias por participar, me alegra que te haya gustado el post, un abrazo.

  14. The Lechon
    25/01/2012 en 2:51

    “…por cerrarnos nos perdemos muchas oportunidades y posibilidades.” jajajajaj es tan así que da gracia.
    Es casi lamentable que disentir se haya vuelto un sinónimo de inteligencia por sí mismo y no por un contenido… Rebatir algo, entonces, resulta imperioso y urgente y la primer “idea” que es válida para espetar YO DISCREPO BLAH PORQUE SOY MAS INTELIGENTE LERU LERU en toda ocasión que se presente…

    El acceso a la información y los buscadores de Hoy resultan la basa del actual humano con ínfulas de superado y lo invita, casi lamentablemente, a dar el dudoso paso evolutivo hacia el super-troll, el hombre del mañana… el de ahorita mesmo =D

    De tal des-suerte nos encontramos con un océano de almas que habiendo oído que discrepar, corregir o aunque sea acotar son sinónimos de ser único-e-irrepetible se lanzan sin miramientos a la sagrada cruzada de objetarlo todo, siempre, sin excepción… con tal de mantener viva la esperanza de ser especiales.

    “…por cerrarnos nos perdemos muchas oportunidades y posibilidades.” dijo ayer un filósofo.
    Diplomático el hombre, y lo bien que hace. Por mi parte, al parecer, elijo otro camino aunque acaso anhele un mismo destino.

    Éxitos!

    • 25/01/2012 en 7:29

      Hola The Lechon, a mí me parece estupendo disentir, pero siempre que se tenga un fundamento, como bien dices disentir por disentir es una pérdida de tiempo y complicar más las cosas. Está bien el debate cuando se tiene claridad en la idea ó postura que estás defendiendo.
      Un abrazo y gracias.

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: