Inicio > Coaching deportivo, Coaching ejecutivo, Coaching financiero, Coaching personal > ¿Cuántas puertas se te cierran por las creencias limitantes?

¿Cuántas puertas se te cierran por las creencias limitantes?

El pasado jueves estaba en una sesión con un cliente en el cual pudimos lograr el quiebre de una creencia que le venía limitando mucho en su vida.

Resulta que él estaba convencido que en su trabajo, si el no hacía las cosas nadie podría hacerlas, se sentía irremplazable en su función, con lo cual era necesario dedicarle 10, 12 ó 14 horas al trabajo con tal que se terminasen todas las tareas.

Ante el estado de estrés que desprendía, le pregunté: “te imaginas si te irías a otro país ó te ausentaras de este mundo un año, la empresa cerraría las puertas porque tú no estás?”. La persona se quedó un instante pensando en la pregunta, luego de unos instantes, respondió: “NO” y acto seguido sentí en él que dejaba caer una losa de 300 kg!.

A partir de ésa respuesta, la energía cambió totalmente, es como que se abrieron varias puertas, como que sintió un cambio, vio posibilidades, su creencia limitante había sido acorralada y bombardeada.

Antes de meterme de lleno en el tema, quería compartir con ustedes como se detecta y se rompe una creencia limitante, porque todos los seres humanos a medida que vamos creciendo, la creamos y las dejamos alojadas en nuestro inconsciente, que a la hora de actuar de manera diferente, aparecen para decirnos que “no!”.

Las creencias limitantes no nos permiten actuar ante nuevos retos, afloran en forma de excusas para bombardear la autoestima, la capacidad y habilidades de la persona, le hace sentir inferior, en todo momento sus mensajes son de quietud y para nada el disfrute, una frase muy común que utiliza es “esto lo que hay así que no hagas nada”, pero cuántas veces sabemos que se puede hacer más!.

Además hace que te conformes con la realidad, pero una cosa es estar contento y conforme con lo que has hecho y logrado, pero otra muy distinta es la resignación, palabra que me cuesta digerirla y tolerarla, pero la creencia limitante la adora hasta la fascinación.

Cuando estás dominado por algunas creencias limitantes, hacen que las acciones que desempeñes a muchas le falten pasión, ilusión, alegría, excelencia, calidad, que en vez de ver las cosas desde el beneficio las veas desde la pesada carga de la obligación.

Tienen tanta potencia y me pasa con muchos clientes, que cuando están atascados en un tema y les propongo que imaginen ese problema pero tienen todos los recursos que necesitan y disponen de lo que quieren para obtener el resultado ideal, son incapaces de hacerlo porque se centran en un montón de excusas que le vienen en ese momento, no pueden verlo ni con todo a su favor, con lo cual la creencia es tan fuerte que ni les permite imaginarse vivir sin ella.

Todo esto surge por la educación que has ido recibiendo (no hay que echar culpas a nadie), hechos que te quedaron grabado, frases ó mandatos que has registrado de personas, un fallo fortuito ó algo que no salió bien y lo registras que todo será igual siempre. Estas son algunas formas de anclar creencias con lo cual si la has podido registrar en tu mente también puedes quitarlas para reemplazarlas por otras que te ayuden a alcanzar tus objetivos.

Comienza a pensar en positivo, cambia los “no” por los “SI”, imagina situaciones mirándote con éxito en lo que quieras hacer, actúa en vez de quedarte quieto (cuando deseas hacerlo y tu SER te lo pide), aprende a ser más perseverante, paciente, disciplinado, desapegado al resultado, únete al hábito de confiar en el proceso, en la habilidad, en el método, no pierdas el tiempo en cosas que no puedes controlar, mira lo que si puedes hacer, rodéate de personas inspiradoras que les gustan los retos y verás como las creencias limitantes se irán esfumando.

Finalmente te dejo una pregunta de reflexión: ¿CUÁNTAS PUERTAS SE TE CIERRAN POR LAS CREENCIAS LIMITANTES?.

Anuncios
  1. Jara
    06/12/2011 en 8:56

    Como siempre tocando nuestras conciencias…

    Una de las cosas que asumí hace tiempo, es que nadie es imprescindible Lo aprendí por
    observación de la siguiente manera:
    Tenía una empleada buenísima que llevaba en la empresa varios años, todo el mundo la quería y cuando por razones personales me dijo que se marchaba, se me cayó el mundo encima. Al poco tiempo, vino otra persona en su lugar, esta era más eficiente, pero como persona dejaba mucho que desear, no tenía en cuenta a sus compañeros , ella estaba antes que todo lo demás.
    Pasaron las semanas y ya nadie recordaba a la primera, ni siquiera sus propios compañeros
    Desde entonces, cuando me voy a algún sitio, jamás llamo por teléfono a no ser que me reclamen por algo. Los dejo a su aire. Me voy con el mensaje de: ” vosotros soys los responsables”..y es curioso porque durante unos días desaparecen los limitantes ..”hay que..”.
    Los “hay que” parecen todos dirigidos a mi, y parecen de urgente resolución, pero no soy imprescindible y los ” hay que hacer tal o cual cosa ” al final los hace cualquiera, sólo hay que tener ganas y ponerse a ello.
    Respondiendo a tu pregunta, una de las cosas que más puertas me cerraba era posponer las cosas que me resultaban incómodas, no como trabajo en sí, sinó como situaciones que tenía que enfrentar. Ahora intento afrontarlas cuanto antes y me quito un gran peso de encima.
    Sin miedo…( No he leido la Rebelión, pero algo se pega eh?)

    Un saludo. Gracias una vez mas.
    Jara

    • 06/12/2011 en 10:09

      Gracias Jara como siempre por tu aporte, es tremendo como la mente crea sus mandatos y a partir todo lo ajeno a esto, le dice automáticamente que NO.
      Lo de los trabajos es una gran ejemplo, a partir del día que te vas en poco tiempo ya no te recuerdan y así hay miles de creencias limitantes que cierran muchas oportunidades.
      Un abrazo.

  2. Lorenzo
    06/12/2011 en 9:05

    Buenos Dias German,
    me asombra como nosotros mismos NO sabemos encontrar esas soluciones que,un Profesional como tu,encuentra en unas sesiones!!!
    Yo probé algo parecido en una de las sesiones que tuve contigo…todo parece mas claro,las nubes de abren y pasa el Sol!!!
    Muchas Gracias.

    • 06/12/2011 en 10:12

      Muchas gracias Lorenzo por tus palabras y es muy gratificante que vengan de ti. Las creencias limitantes son un arma muy poderosa que utiliza el saboteador y hace que no nos movamos libremente, permitiéndonos probar, hacer cosas diferentes, por eso es importantísimo estar conectados con los valores propios y la Visión de vida.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias por tu tiempo.

  3. Julio Ruiz-J.
    06/12/2011 en 11:06

    Gracias German por dejarnos esta reflexion, cuanta razon tienes, me ha recordado la frase de Henry Ford: “Si crees que puedes, tienes razon. Si crees que no puedes, tambien tienes razon”.

    • 06/12/2011 en 12:16

      Hola Julio, un placer tenerte por aquí, has mencionado una gran frase de un auténtico desafiante de las creencias limitantes. Me alegro que te haya gustado el post y te aporte valor, muchas gracias por tu tiempo y aporte, un fuerte abrazo.

  4. 06/12/2011 en 23:21

    Genial post Germán, es absolutamente increíble lo que hace la mente humana. De cómo nos vaya la vida depende de esas creencias que tenemos, de si somos capaces de detectarlas, superarlas y “evolucionar”. Un gran abrazo

    • 07/12/2011 en 7:22

      Gracias Pablo por tu tiempo y escribir tu reflexión, la cual da en la tecla, de acuerdo como nos van saliendo las cosas, la mente ancla eso y a partir de ahí esa situación siempre debe ser igual. Pero no es así, los tiempos y las persona cambian, las creencias limitantes intentan perpetuarse.
      Un abrazo grande.

  5. Vicenç Mor
    06/12/2011 en 23:45

    Hola Germán. Extraigo de tus palabras que a la vez que te liberas de la autolimitación, concedes espacio a los demás y por lo tanto estimulas las relaciones. Te conviertes en un ser menos egoista y apartas intereses propios, apuestas por la apertura y la confianza.
    Un gran articulo, gracias

    • 07/12/2011 en 7:24

      Hola Vicenç, muchas gracias por compartir tu reflexión. Has extraído el mensaje de una manera perfecta, esa es la idea y lo que ocurre cuando eliminamos creencias que nos limitan, el grado de crecimiento y apertura que obtenemos es brutal.
      Gracias por tu tiempo, un abrazo.

  6. mirta
    07/12/2011 en 0:06

    Todo es genial, cuando no dependés que parte de tu salario sea disminuido por calificación de aptitud y conocimiento. He vivido situaciones frustrantes donde yo prevbalecía el trabajo antes que la facultad pero me tomaba días para estudio y un día me dijeron como te calificarías . Yo sabía que era buena pero me califiqué bajo porque sentía que al estudiar y tomarme los días perjudicaba a mi trabajo Y saben me calificaron más bajo que la que no hacía nada. Y yo al saber que me tomaba la licencia dejaba todo impecable y con notas para que todo el mundo supiera como seguir. Escribía manuuales de procedimiento de cada una de mis tareas Y siempre me rezagaban. Pero me sentía muy responsable de hacer las cosas bien y para nada me sentía irremplazable. No soportaba la comodidad de muchos y el tener un buen trabajo la falta de compromiso con el lugar. Y bueno era un lugar político y yo con mente privada. Banco de la Provincia de Buenos Aires. Hoy un parto si sos cliente.

    • 07/12/2011 en 7:27

      Hola Mirta, gracias por tu tiempo y aportar tu experiencia, del banco que me hablas conozco mucho su historia y forma de gestionarse, cuando la política está tan presente, ya sabes que no se evalúan a las personas por su capacidad sino por las influencias, así que en esos casos se cometen muchas injusticias, la opción que hay es adaptarse a ese escenario ó buscar nuevos horizontes, aunque la mayoría de las veces los que valen de verdad se apartan y los que no, siguen aferrados al sitio.
      Muchas gracias Mirta, un abrazo.

  7. mirta beatriz
    07/12/2011 en 0:08

    No confundir responsabilidad y conveniencia de otros con sdentirse irremplazable

    • 07/12/2011 en 7:33

      Hola Mirta, el ejemplo que he puesto de irremplazable es uno de los miles que hay sobre las creencias limitantes que adquirimos los seres humanos.
      En lo que comentas de responsibilidad con conveniencia, espero que te lo haya respondido en mi comentario anterior, sino es así, dímelo por favor, pero comparto lo que dices.
      Un abrazo.

  8. Aura Carolina Gonzalez
    07/12/2011 en 3:02

    Me encanta el tema, en ocasiones nuestro ego nos hace pensar que el hecho de no realizar ciertas tareas no nos permitira obtener el resultado esperado. Y es precisamente hacer conciencia del ego y como influye en nuestras vidas lo que realmente permitiria no caer en falsas creencias limitantes.

    • 07/12/2011 en 7:30

      Hola Aura, gracias por tu aporte, el ego es la principal arma que tiene una creencia para sostenerse, porque cuando nos domina nuestro ego, los limites aparecen por todas partes y no nos permiten nada de apertura y crecimiento. Hace dos semanas atrás escribí acerca del apego al resultado, en el cual explico la presión y la sensación de inseguridad que nos provoca esta pegado a él.
      Un abrazo y gracias.

  9. carmen
    07/12/2011 en 17:44

    Hola Germán, me siento muy tocada por tus palabras. Llevo mucho tiempo paralizada en mi profesión y en mi vida personal debido a una de estas creencias limitantes que describes en tu post, tan potente y tan bien alimentada que siento que no tengo recursos para desterrarla de mi vida. A veces consigo que me deje tranquila un tiempo y me vuelvo activa y positiva, pero cuando me confío vuelve a la carga y vuelta a empezar ¿crees realmente que se pueden vencer de una vez por todas?

    • 07/12/2011 en 17:57

      Hola Carmen, gracias por tu tiempo y compartir tu experiencia de vida, tus obstáculos. Lo que dice nos sucede a muchos, a mí en su día las tenía bien arraigadas y al final he podido con ellas, aunque todavía quedan algunas, jeje.
      Claro que se pueden terminar con ellas y re-programarlas, con mucha conexión con tus valores, crear y clarificar tu visión y misión de vida, hace que las creencias limitantes se vayan esfumando a medida que te conectas con lo dicho, ésa es tu esencia, tu SER.
      Espero haberme explicado, un abrazo y gracias.

  10. 07/12/2011 en 20:05

    Muy bueno el post Germán. Importante darse permiso para poder realizar lo que quieres en beneficio propio, callando esas voces creadas por nosotros mismos en circunstancias que quizás en algún momento nos sirvieron y repetimos obcecados sin acordarnos que podemos cambiar el proceso, que la elección la tenemos nosotros… que poderosas son en ocasiones las creencias limitantes, que bonito cambiarlas por potenciadoras.
    Un abrazo

    • 07/12/2011 en 20:30

      Gracias David por escribibr tu comentario, la verdad que es muy gratificante cuando se derriban ciertas creencias, algunas cuestan más que otras pero cuando una persona está decidida a terminar con ellas, se consigue!.
      Un fuerte abrazo y gracias por tu tiempo.

  11. 07/12/2011 en 22:28

    Germán, sin duda alguna, lo que comentas me lleva a reflexionar sobre el grado de autodependencia a partir del descubrimiento de mi ámbito de influencial. Como dice Sthepen Covey, las creencias limitantes algunas veces detienen nuestra posibilidad de desarrollo; de buscar “soluciones efectivas” a nuestros problemas y no anclarnos en creencias, que en definitiva, han dejado de ser adaptativas en algún momento de nuestras vidas para ser limitativas (soluciones intentadas).
    Aunque me falta mucho por recorrer, creo que he venido aprendiendo en mi desarrollo profesional/personal, muchas veces dándome contra la pared, otras por mera intuición, que la clave está en no sentirme o transmitir la imagen de “inprescindible”, de líder “solucionador”, ya que esto evita que mi equipo de trabajo, incluso familia, descubran su grado de autodependencia, y por tanto, poder asumir responsabilidades compartidas.
    Un líder, un padre, una madre solucionadores, sin darse cuenta, pueden limitar el desarrollo de los integrantes de su equipo; se reduce la creatividad, proactividad y peor aún, la responsabilidad.
    En un curso de PNL que asistí hace un tiempo, me enseñaron la frase “El mapa no es el territorio” que me ha cautivado y orientado en los últimos años. Nuestro sistema de creencias, prejuicios, conocimientos… (nuestros filtros), hacen que definamos un MAPA de cómo nos percibimos y percibimos al entorno, sin embargo,NO ES EL TERRITORIO. Al principio me costó entenderlo, pero luego entré en la dinámica: identificando mis creencias limitantes, con solo ser consciente de ellas, me he permitido crear “nuevos mapas”, descubir nuevas posibilidades, aprender otras maneras de hacer y por tanto, la apertura de puertas.
    Ser consciente de nuestras limitaciones nos permite descubrir posibilidades de mejora, y creo que es un camino moticador y que no acaba nunca.
    Aunque puede ser una tarea dificil, digo lo de detectar nuestras creencias limitantes, creo que si somos sinceros con nosotros mismos, si aceptamos el feedback de las personas de nuestro entorno, o simplemente preguntamos a personas de confianza, seguro que descubriremos cosas para mejorar (sin el ánimo de latigarnos por hacer algo mal, simpre desde el cariño hacia nosotros mismos).

    Un estupendo post Germán, gracias y un fuerte abrazo,

    • 08/12/2011 en 8:24

      Sólo decirte mil gracias Andrés por la fantástica reflexión que has aportado, dedicando una parte de tu valioso tiempo a compartir tu experiencia en este espacio.
      La comparto totalmente, lo que explicas de la relación mapa-territorio es así, cuando te abres a que existen otras formas, métodos, pensamientos, tu mundo de posibilidades hace un giro de 180º. Por eso para cambiar es necesario derribar esas creencias porque sino serán todos intentos fallidos.
      Un abrazo y gracias.

  12. Arantza Arruti
    08/12/2011 en 22:28

    Gracias, Germán, por recordarme la importancia que tienen las creencias limitantes en nuestro desarrollo. Hace unos años tuve la oportunidad de reflexionar sobre ellas (porque son unas cuantas) con un gran amigo, y mejor persona, José Ballesteros. Si dedicaramos unos minutos al día a “quitárnolas” de encima antes de comenzar el día, nos iría mucho mejor.

    Un abrazo, Arantza

  13. Arantza Arruti
    08/12/2011 en 22:29

    Arantza Arruti :Gracias, Germán, por recordarme la importancia que tienen las creencias limitantes en nuestro desarrollo. Hace unos años tuve la oportunidad de reflexionar sobre ellas (porque son unas cuantas) con un gran amigo, y mejor persona, José Ballesteros. Si dedicaramos unos minutos al día a “quitárnoslas” de encima antes de comenzar el día, nos iría mucho mejor.
    Un abrazo, Arantza

    • 09/12/2011 en 7:19

      Hola Arantza, gracias por tu tiempo y aportar un comentario, lo que dices es una muy buena forma de ir convirtiendo en un hábito el eliminar la creencia limitante para dar paso a lo nuevo, cuando lo conviertes en un hábito el cambio será más fácil.
      Un abrazo y gracias.

  14. 09/12/2011 en 16:21

    Sólo quería decir que, en efecto, las creencias autolimitantes nos cierran nuestras propias puertas, que son las primeras que deberían permanecer de par en par para recibir aire fresco, gente que pasa por ahí y nos deja su aportación, para percibir nuevas luces y nuevas sombras. Que de todo se aprende. Es importante ese momento “click” en el que lo ves claro y puedes empezar a actuar de forma distinta, no limitante y abierto a nuevos retos. Pero importante también es no dejarse vencer por el hábito y por como veníamos actuando siempre, volviendo a caer en nuestros propios límites. Ese debe ser nuestro propio desafío. Una vez que hemos experimentado el cambio, y ya sabemos a qué sabe, sólo queda el camino de seguir y seguir avanzando. Un saludo,
    Marisol

    • 09/12/2011 en 21:01

      Hola Marisol, comparto totalmente lo que dices, porque una vez que se logra hacer el “click” es muy importante anclar ese cambio mediante la constancia porque sino el cambio de desvanecerá y seguirá persistiendo ésa creencia limitando.
      Un abrazo, muchas gracias por tu tiempo y aporte.

  15. jesus lopez
    11/12/2011 en 10:42

    hola German,coincido en todo lo que dices y me identifico con ello,deberiamos ser como los niños,ellos solamente piensan en el futuro,una pagina en blanco,sobre esa pagina se escribiran muchas cosas porque no hay pasado.preguntad a un niño y veras como solamente piensa en crecer.si un niño se enfada lo olvida de inmediato,no hay pasado,
    enseguida vuelve a reir,debemos aprender de ellos en lugar de comenzar desde pequeños a inculcarles creencias limitantes.
    gracias por todo German.

    http://www.txuxtrader.blogspot.com

    • 11/12/2011 en 16:49

      Gracias Jesús por tu aporte, es verdad que los adultos en vez de olvidar y seguir, registran esas acciones en la mente y luego se convierten en creencias, la única forma de no arraigarlas es experimentando.
      Un fuerte abrazo y gracias por tu tiempo.

  16. Jon Zulueta
    23/12/2011 en 9:28

    Hola Germán. Hace un tiempo que me había olvidado de reflexionar e identificar algunas de mis creencias limitantes. Es increible lo bien que se nos hacen transparentes y desde hace tiempo me choco con algunos muros que no consigo saltar. Leyendo tu comentario y las aportaciones de los demás compañeros me viene a la cabeza que debo emprender una “cacería de creencias limitantes, y ver si consigo avanzar un poco más.
    Muchas gracias a todos y Feliz Navidad.

    • 23/12/2011 en 9:38

      Gracias Jon por tu aporte y compartir tu experiencia, son tal cual como las defines, son transparentes y los mensajes que envían son muy sutiles, de modo de que podamos creerle y hacerles caso.
      Con paciencia, reflexión y acción se las re-programan, no es fácil pero cuando lo conviertes en un hábito, al final lo lograrás.
      Un abrazo y feliz Navidad.

  17. 30/12/2011 en 20:39

    Completamente de acuerdo con tu artículo, las creencias limitan nuestras vidas y por extensión nuestra felicidad, una de las creencias que nos ha limitado y en cierta manera nos ha llevado a la ruina en este país ha sido el comprar vivienda, por que alquilar es tirar el dinero.

    Con el paso del tiempo me he dado cuenta que tu llegas hasta donde quieres llegar, la familia te dice NO, la sociedad en general te dice NO y finalmente el miedo al fracaso evita buscar el triunfo. Hace poco nos hemos embarcado en un pequeño proyecto http://www.labrujuladelexito.com ( os la dejo por si os queréis pasar) por que me apasionan estos temas y sinceramente por que muchos me habían dicho que no se puede.

    Un saludo a todos.

    • 30/12/2011 en 20:55

      Hola José, muchas gracias por tu aporte y tu tiempo, comparto plenamente lo que dices, las creencias limitantes no nos permiten despegar nuestro verdadero potencial y grandeza que llevamos dentro.
      Un abrazo y que tengas un 2012 cargado de plenitud.

  18. Mary Pastrana
    14/02/2012 en 23:26

    Las limitaciones son la casusa de que la mayoria de las veces no hagamos lo que realmente nos apatece, como dices son “las excusas” que paralizan nuestros actos y nos llevan al conformismo. Las más duras no nos las pone el mundo sino nosotros mismos, por lo que debemos luchar contra ellas, revelarnos y saltar las barreras que nos ponemos en el camino. Hay que saber cambiar las creencias limitantes por aquellas que son potenciadoras. Si tenemos fe en que vamos a conseguir un reto es muy probable que lo logremos, hay que ser positivos y creer en uno mismo y en sus capacidades. Conseguir lo que queremos esta en nuestras manos.
    Por último, dejo una gran frase de Henry Ford que resume todo esto muy bien: “tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estas en lo cierto”.

    • 15/02/2012 en 11:51

      Gracias Mary por tu aporte, me ha gustado tu reflexión, la comparto, porque aquel que logra sobreponerse a sus limitaciones podrá tener la sensación de plenitud.
      Gracias por tu tiempo, un abrazo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: