Inicio > Coaching ejecutivo, Coaching personal, Mentoring > Cuidado con los poderes que otorgas

Cuidado con los poderes que otorgas

Hace unas semanas atrás me resultó bastante conocida una frase de un escritor alemán, Hermann Hesse, que decía “cuando se teme a alguien es porque a ése alguien, le hemos concedido poder sobre nosotros”. Cuánta razón tenía!!!, una frase de comienzos de siglo pasado y que vigencia tiene hoy en día.

Seguramente al leer la frase, tu mente la habrá asociado con alguna persona que le temes o te genera sensaciones no agradables, pero esto va mucho más allá de una o varias personas que tengan este encuadre en tu vida. Es cierto que le concedemos demasiado poder a algunas personas sobre nosotros, que nos anulan en muchas situaciones de nuestra vida, pero ¿quién les ha dado ese poder? , pues….uno mismo.

Lo potente de esa frase es que no lo llevo únicamente al poder que le damos a ciertas personas, sino que también se lo damos a muchos aspectos que pasamos por inadvertido, con lo cual vamos a ellos.

El primero es nuestro ego, le damos más poder del que imaginamos, porque nos gobierna en todas las situaciones, borra de un plumazo cualquier atisbo de nuestra ESENCIA, nos tiene sometidos con sus mensajes de protagonismo mal empleado para meternos en desgastes innecesarios, además de rodearnos de fantasmas que no existen, si se le has dado mucho poder tienes un grave problema.

Otro al que le damos mucho poder es a nuestros saboteadores, les dejamos que gobierne nuestra vida mediante los mensajes seductores que emite para que nos quedemos en la zona de confort, no crecer, no desarrollarnos, ser mediocres y miedosos, provocando que vivamos desde la baja autoestima.

También concedemos mucho poder a los hábitos tóxicos y caducos, como cambiarlos y poner en práctica los saludables cuesta trabajo y hace falta mucho compromiso, al primer traspié la mayoría los abandona y vuelven al dominio de lo malo conocido, a estos se le da mucho poder, más del que tu piensas.

Demasiado poder se le da a los pensamientos derrotistas, perdedores y negativos, nos invaden y la mayoría no trabaja en combatirlos, se dejan avasallar ante ellos, para convertirse en víctimas en vez que en protagonistas de sus vidas, recuerda que ¡lo que pensamos es lo que creamos!.

Como verás estimado lector, concedemos mucho poder a varios actores además de personas físicas, tenemos miedo a varios agentes que nos manipulan con ciertos mensajes dañinos para nuestra ESENCIA, y es ahí donde comenzamos a perder nuestra libertad para entregársela al miedo.

Cuando sales de tu ESENCIA, pierdes conocimiento del valor que tienes, de tu potencial como ser humano, comienzas a perder el poder de tu vida, otorgándoselo a agentes externos, que al cabo del tiempo dominarán tu vida, estarás a su merced, con lo cual vivirás a expensas de lo que ellos hagan contigo.

Por eso antes de echar culpas a quienes te dominan, piensa y reflexiona que poder has otorgado para que eso sea así. Una vez hecho esto, deberás trabajar para recuperar tu poder interno y luego deberás salir al exterior para quitárselo a aquellas personas que se lo has otorgado, pero desde tu autenticidad, aunque eso moleste.

Muchas veces entregamos el poder a los demás inconscientemente por querer quedar bien o mostrarnos políticamente correcto, pero has visto a dónde conduce eso, a perder las riendas de tu vida. Mostrar tu autenticidad no significa pelear, discutir mal o faltar el respeto, es simplemente mostrar sinceridad y no falsedad.

Finalmente decirte que a muchos de los que le das poder dicen creer en la libertad, pero cuando alguien hace algo diferente a lo que ellos piensan, se enfadan. ¿No te parece que si amarían a la libertad respetarían cualquier opinión o formas de ver las cosas sin condenarlas?.

Ten mucho cuidado a quién le otorgas poder sobre tu vida, porque esto puede convertirse en una arma letal sobre tu ESENCIA.

Anuncios
  1. 09/10/2012 en 8:11

    Me gustaria compartir con vosotros la expresion sencilla con la que yo trabajo este concepto. “si te empujo te mueves, si te insulto no te ofendo necesariamente, depende del poder que tu me das a mi“ .

    • 09/10/2012 en 8:26

      Gracias Mari Carmen por tu aporte, va perfectamente en la línea que comento, muchas veces se dan ciertos poderes que luego nos perjudican.
      Un abrazo, buen martes y gracias por tu tiempo.

  2. Marcos
    09/10/2012 en 10:09

    Buenos días German
    Que post mas interesante!! este es un tema muy importante, aunque nunca me había parado a pensarlo seriamente, realmente somos nosotros los que otorgamos el poder a nuestros temores, gracias una vez mas por conseguir replantearme muchas cosas.
    Un abrazo.

    • 10/10/2012 en 7:55

      Hola Marcos, me alegro que el post te sirva para reflexionar, sin darnos cuenta, otorgamos muchos poderes a emociones, egos y personas, que luego nos someten.
      Un abrazo y gracias por tu tiempo.

  3. 09/10/2012 en 16:28

    Me gusta mucho este tema, pero considero que no está mal conceder poder, el problema es a quién y principalmente, por cuánto tiempo se lo concedemos. Si no le concedemos poder a un maestro, nunca aprenderemos nada de él. Si no concedemos poder a nuestros instintos, nuestra vida correría grave peligro. El detalle es que ese poder debemos concederlo y revocarlo conscientemente, pues no todo el tiempo podemos dejar que otra persona dirija nuestras acciones, o trace nuestros objetivos.

    • 10/10/2012 en 7:59

      Hola Iván, gracias por tu aporte, estoy en la línea de lo que dices, si uno es consciente de a quien le otorga poder y sabe cuando quitarlo, fantástico, pero sucede que muchas personas lo dan inconscientemente y luego se sorprenden de los resultados. Por eso es muy importante cuando suceden las cosas que no nos gustan, es bueno ver que está a nuestro alcance para solucionarlo, sin estar esperando a otros.
      Un abrazo y muchas gracias por tu tiempo.

  4. susana ribes
    09/10/2012 en 17:58

    Pues es verdad , que necesariamente para nuestro desarrollo como personas , entregamos nuestra confianza a padres maestros amigos y les concedemos poder sobre nosotros en diferentes medidas. Y… creo que vamos cambiando el poder que les otorgamos. pero se lo vamos cambiando en la medida que vamos cambiando nosotros. si seguimos inmovilizados por el miedo, los cambios no se producen. creo que recuperar el poder interno es una batalla con uno mismo de las más arduas.

    • 10/10/2012 en 8:00

      Hola Susana, muchas gracias por tu aporte y tiempo. Comparto lo que reflexionas, cuando una persona gane sus batallas interiores, podrá alcanzar lo que se proponga.
      Un abrazo y buena semana.

  5. Victoria Kunsang Drolma
    10/10/2012 en 0:35

    Pues sí, yo también caí en este error en numerosas ocasiones, y al final, tras aceptarlo, no sólo has de cambiar con coraje los malos entendidos y recuperar tu espacio y dignidad, sino que hay que perdonarse a uno mismo, por haber sido permisivos, y perdonar a los demás, para liberarnos también de esa carga de emociones desagradables. Por cierto, ya tengo la película del último Samurai en casa, lista para ver. Felicidades por tu trabajo!

    • 10/10/2012 en 8:02

      Muchas gracias Victoria por tu tiempo y aportar tu reflexión. Me parece destacar de lo que escribes, “el perdonarse”, es fundamental si queremos cambiar y avanzar, si no aprendemos a perdonarnos, las cosas serán muy difíciles para seguir adelante.
      Que disfrutes de la película y gracias a ti.
      Un abrazo.

  6. Martha Lomeli
    10/10/2012 en 15:17

    Justo en este momento necesitaba esas palabras, vi tu post con esas palabras y lo abri ,bella reflexion espero ganar esta batalla viendo y reflexionando con tus palabras, y muchas Felicidades por tu trabajo y gracias otra vez por aparecer hoy en mi vida..!!!!

    • 11/10/2012 en 7:26

      Gracias Martha por tus palabras y me alegro mucho que el post te sirva de ayuda y reflexión, un abrazo y gracias por tu tiempo.

  7. Enrique Ortiz
    11/10/2012 en 13:57

    Hola Germán
    La reflexión de lo de “dar poder a tu propio ego” me parece brutal, je je… Le voy a mandar el post a un par de personas. E N H O R A B U E N A

    • 11/10/2012 en 14:16

      Gracias Enrique y me alegro que el post te haya gustado, a veces concedemos poderes a quienes ni nos imaginamos.
      Un abrazo y gracias por tu tiempo.

  8. 12/10/2012 en 1:01

    Muchas gracias Germán por tu entrada. “Lo que pensamos es lo que creamos”, es así, tal cual. Yo lo llamo la asignatura de ‘Creación de Realidad’ jajaja. Un abrazo!!

    • 12/10/2012 en 8:44

      Gracias Pablo por tu aporte, tu frase también está muy bien, hay que utilizar frases o palabras que nos conecten.
      Un fuerte abrazo.

  9. Jara
    13/10/2012 en 9:15

    No le quiero dar poder a tu ego…..pero este post se merece un 10!!, je, je.

    Gracias.

    • 13/10/2012 en 9:33

      Gracias Jara por tu reconocimiento, pero él sabe que no le corresponde nada del artículo, si algo si, todo lo que se debe hacer para no honrarlo, jajaja.
      Un abrazo y gracias por tu tiempo.

  10. Elena
    30/10/2012 en 8:17

    Entregamos el poder a nuestro ego cuando somos niños, jóvenes y muy vulnerables. una vez de adultos nos lo encontramos de cara. Es hora de empodarse de nuevo. la buena notícia es que se puede conseguir.

    • 30/10/2012 en 9:00

      Hola Elena, totalmente de acuerdo con tu reflexión, si una persona tiene ganas de verdad, puede volver a adueñarse de sus propios poderes, un abrazo y gracias por tu tiempo.

  11. anto
    02/07/2014 en 12:31

    Breve post, pero muy claro e interesante. Te felicito.
    Sería muy interesante algún otro post que con el mismo enfoque, permitiera saber más como conocer esa ESENCIA y conectar con ella, para no sólo garantizar que la preservamos frente a posibles elementos agresores sino que la desarrollamos y vivimos de acuerdo a ella conscientemente.

    • 02/07/2014 en 16:03

      Gracias “anto”, me alegro que te haya gustado. Tendré en cuenta lo que me pides para escribir sobre cómo descubrir nuestra ESENCIA.

      Un abrazo y muchas gracias por tu tiempo.

  12. Neyda
    29/09/2016 en 19:20

    Con su permiso , voy a copiar y pegar un resumen sobre este cristo…siempre destacando y respetando de donde proviene. Me permite ese poder?

  1. 09/10/2012 en 19:41

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: