Inicio > Coaching ejecutivo, Coaching personal, Mentoring > La aceptación, es un gran paso hacia tus objetivos

La aceptación, es un gran paso hacia tus objetivos

El tema de la aceptación me parece uno de los más importantes que debemos trabajar cada uno de nosotros, pero aclaro que cuando hablo de aceptar no me estoy refiriendo a resignarse o vivir con el lema de “es lo que hay”, bajo ningún concepto, que quede claro porque habitualmente se los utiliza como sinónimos.

Habitualmente unos de los problemas que tenemos las personas son las altas expectativas que ponemos sobre ciertas cosas o personas, nos ilusionamos, lo sobre dimensionamos sin saber que va a pasar en realidad, y cuando nos enfrentamos a ella y resulta ser por debajo de lo imaginado, solemos caer en un bajón importante y esto luego nos trae consecuencias emocionales inmediatas, tales como frustración, decepción, ansiedad, inseguridad, temores, etc……..

Una cosa es que uno piense y se ilusione con que algo va a salir como quiere, y eso está bien, pero hay que aceptar y tener en cuenta que muchas veces las cosas no vienen como queremos y anhelamos, entonces en esos momentos tienes dos opciones, te recreas en el obstáculo y caes anímicamente porque no es lo que creías o “surfeas” la situación para superarla y así seguir en tu camino.

Les pongo un ejemplo de esto, la pasada semana estaba mirando en televisión una entrevista al tenista Rafael Nadal, que desde finales de julio sufre una lesión en la rodilla, eso le ha llevado a perderse varios torneos de importancia y caer su posición en el ranking mundial. Ante esto, su foco más importante es recuperarse muy bien para seguir luego el camino hacia sus objetivos, no se ha quedado en lamentarse por lo sucedido o añorando el pasado, se está focalizando en su recuperación, de la cual dijo estar aprendiendo muchas cosas de cara a su fututro.

Vivimos en una sociedad donde las prisas, la velocidad y lo inmediato es lo que predomina, pareciera que no hay tiempo para aprender, que debemos saberlo todo sin dedicarle nada de tiempo, y eso es algo totalmente imposible, porque si no experimentas, jamás aprenderás.

Hay que aprender a ser tolerante con uno mismo, aceptar que podemos equivocarnos, que no sabemos todo, que necesitamos procesar las cosas, porque no se aprenden de un día para otro, y muchas veces necesitamos fallar, caernos varias veces para aprender bien, parecido a cuando aprendíamos de pequeños a montar en bicicleta, ¡cuántas veces hemos besado el suelo!, yo muchas.

¡Aceptar no es sinónimo de resignación!!!, por más que nos hayan metido esa falsa creencia, no es abandonar, ni “tirar la toalla”, dar todo por perdido o decirse a uno mismo que no sirve y ha nacido para perder, ¡no es nada de esto!.

Aceptar es saber y conocer a través de ciertas preguntas sus respuestas de que hay en el momento actual, pregúntate: ¿cómo estoy?, ¿qué habilidades y talentos tengo?, ¿cómo es mi situación a día de hoy?, ¿estoy honrando mis valores o no tengo claro cuáles son?, ¿es el sitio adecuado en el que vivo?, ¿disfruto de quiénes me rodean?. El resultado de las respuestas será tu realidad, tu momento actual, el cual debes aceptar sin ningún tipo de condiciones.

Una vez que hayas aceptado tu realidad, tendrás dos caminos para elegir, resignarte y no hacer nada por cambiarlo, auto engañándote y vivir de ilusiones sin poner nada en práctica o elegir una actitud de cambio, de “surfear” tu realidad para canalizar toda tu energía en cambiar las cosas, de modo que te lleven hacia tu lugar deseado.

El enfrentar las situaciones inesperadas o aquellas que nos estaban en nuestros planes, no significa que debemos renunciar a ciertos objetivos, puede que nos sirva para aprender ciertas cosas o también puede ser una señal que debemos cambiar de plan, porque a veces nos obsesionamos en abrir una puerta y dedicamos meses en abrirla, cuando a nuestro alrededor hay decenas de puertas abiertas esperándonos.

Si aprendes a ACEPTAR las situaciones, habrás dado un gran paso hacia tu éxito, serás más tolerante, más paciente, más perseverante y mucho más sabio.

Anuncios
  1. milcosasquecontar
    16/10/2012 en 8:31

    Germán, qué razón tienes!
    Los problemas no aceptarse pueden llegar a ser muy grandes, sobre todo si al hecho de no aceptarse o no aceptar un hecho, se une el no ser capaz de “surfear” la situación.
    La clave, para mí, es pararse y pensar: la situación es esta y no me gusta, qué puedo hacer para mejorarla. Si ha funcionado lo que has intentado, pon imaginación y prueba otra cosa.
    Claro que no es algo fácil, por supuesto que no. Pero como me enseñaron en un curso de inteligencia emocional, cuando se sabe algo se tiene la libertad de usarlo o no. Cada uno elige como actuar

    • 16/10/2012 en 8:50

      Totalmente de acuerdo Marga, ésa es la cuestión, está ahí, ahora es decidir que hacer, me resigno o busco alternativas, cuando se acepta lo que hay, es una toma de conciencia para tomar decisiones. Un abrazo y gracias por tu tiempo y aporte.

  2. Raquel
    16/10/2012 en 16:42

    Hola German!!

    Me parece muy bueno el post, yo creía que esta era una lección aprendida y en la mayoría de los casos no me recreo en el obstáculo, pero algunos obstáculos determinados me resultan complicados, sobre todo cuando me ocurre que una persona a la que tengo mucho aprecio me decepciona no siendo lo que parecía ser. Me resulta difícil superar este momento. Supongo que será cuestión de aceptar la nueva realidad no? Muchas Gracias por el post de cada martes.

    Un abrazo

    • 16/10/2012 en 20:34

      Hola Raquel, lo que cuentas es algo que sucede a menudo, ponemos altas expectativas en ciertas personas y luego en ciertos momentos sentimos que nos fallan, es algo que no podemos evitar, habrá que bajar las expectativas o aceptar como bien dices la nueva realidad, aunque personalmente cada día intentó no tener expectativas con las personas, más que nada para evitar prejuicios y no llevarme sorpresas.
      Un abrazo y gracias por aportar cada semana.

      • Laura
        17/10/2012 en 11:54

        Cabe otra posibilidad y es que nosotros hayamos cambiado y los puntos en comun que teniamos con esta persona ya no sean validos para nostros, no todo en esta vida perdura infinitamente. Las personas sus percepciones subjectivas, sus objetivos cambian a lo largo de nuestras etapas evolutivas.

      • 17/10/2012 en 12:35

        Totalmente de acuerdo Laura, y eso no significa ni que uno sea mejor o peor, simplemente es aceptar que hay cambios y comienza otra etapa o ciclo. Muchas gracias por tu aporte y tiempo, un abrazo.

  3. Alaska
    16/10/2012 en 17:00

    Hola Germán, muchas veces he pensado cómo me tiene que salir esto o aquello.. y hasta he visualizado el resultado y es cierto que cuando la situación ha sido otra a la que esperaba me he dicho muchas veces: esto es lo que hay! y claro me he enfadado conmigo misma porque yo tenia esas espectativas y no me han resultado, pero si es cierto y con esto elogio el post que es genial! en que cuando la situación la he tenido encima diferente a lo que yo queria, he superado la fase de enfado y luego yo solita le he buscado una o varias soluciones adaptadas a lo que en el momento me toca aceptar.
    Bueno no sé si me he explicado bien pero desde luego el post clava exactamente cómo nos sentimos y vivimos ante el resultado de lo que nos gustaria o quisieramos que hubiera pasado en esa situación. Muy bueno el post Germán , me ha gustado mucho y aprendo cada día mucho más. Muchisimas gracias. Un abrazo. Carme

    • 16/10/2012 en 20:37

      Carme lo has explicado perfecto y lo he entendido muy bien. Es algo que nos sucede a todos, lo de las expectativas es un tema muy traicionero porque cuando menos lo esperamos te juega una mala pasada.
      Muchas gracias por tu tiempo y me alegro que los posts te aporten valor, un abrazo.

  4. 16/10/2012 en 18:22

    Absolutamente de acuerdo con tu punto de vista Germán. La aceptación es un componente básico para el crecimiento y la realización. Un saludo.

  5. anna
    16/10/2012 en 22:56

    Muy cierto Germán, ha veces nos obsesionamos tanto en una situación que no vemos nada más, seria mucho más facil aceptar la realidad y seguir adelante afrontando la situación; creciendo y dando un paso adelante.

    • 17/10/2012 en 7:28

      Hola Anna, gracias por tu tiempo para aportar tu reflexión, la cual comparto plenamente, es muy sabio aceptar lo que hay para tomar una actitud de cambio en aquellas cosas que se deben modificar.
      Un abrazo.

  6. Juan emilio
    17/10/2012 en 8:00

    Es sensacional el articulo.A mi me ha sucedido que con 46 años,se ha ido al suelo el concepto de padre,madre,hermana y un amigo.La historia es de película y posiblemente me hubiese hecho muchas expectativas con ellos,Muchas gracias por el articulo.

    • 17/10/2012 en 12:34

      Gracias Juan, me alegro que el post te haya gustado y aporte valor, a todos nos pasa que cuando nos hacemos muchas expectativas, la mayoría de las veces, estas acaban por los suelos.
      Un abrazo.

  7. Dario Moctezuma
    17/10/2012 en 15:31

    Hola Germán. me gusto mucho el post, qué opinas de la automotivación en un camino que hayas descidido tomar, y más aun en medio de un proyecto en el que las cosas no resultan como lo habiamos planeado.Yo digo que lo aceptas y como bien dices pones manos a la obra para cambiar las cosas. cuál es tu combustible para seguir este camino?
    saludos desde México

    • 18/10/2012 en 7:46

      Hola Darío, la auto motivación es un factor muy importante que debemos tener pero debe estar en nuestro interior, porque si depende de cosas externas mal vamos, porque viviremos en altos y bajos constantemente, con lo cual hay que buscar elementos internos tales como nuestros valores, el beneficio que nos producirá alcanzar el objetivo, el sentirte a gusto con cada cosa que hagas, buscar frases que te conecten con tu objetivo y refleje tu filosofía, conectarte con alguien que admires para que te inspires en su fortaleza, hay más formas pero la auto motivación es algo propio, personal y que debe surgir desde tu interior.
      Espero haberte respondido, un abrazo.

  8. Cristina
    17/10/2012 en 16:50

    Me parece un gran tema en el que podríamos estar horas debatiendo. Hace unos días un usuario de 43 años, viudo desde hace 5 meses, con cinco hijos, un nieto y a 2 meses vista de agotar un subsidio de 426 € me decía con una gran sonrisa: “La vida es una gran montaña rusa pero yo dirijo los mandos”. Y si eso no es capacidad de aceptación no se que es, pero desde luego que la actitud es fundamental. Y como comentaba una directora el otro día en la radio, en la vida como en el boxeo, no importa cuanto te golpeen sino el empuje y las ganas de levantarte.

    Un saludo.

    • 18/10/2012 en 7:49

      Hola Cristina, gracias por aportar ese ejemplo de gran actitud ante las dificultades, por supuesto que hay cosas que complican y difíciles de superar, pero en nuestras manos solo tenemos el control de la actitud, depende cual utilicemos podremos avanzar o enterrarnos.
      Un abrazo, gracias por tu tiempo.

  9. 17/10/2012 en 22:37

    ¡Muy cierto! Si nos conformamos no reconocemos lo que está mal, pero si lo aceptamos, entonces estamos en camino de mejorarlo o cambiarlo.

    • 18/10/2012 en 7:50

      Gracias Iván por tu aporte y por compartir el post en tu espacio, de verdad muchas gracias.
      Está de más decir que comparto completamente tu reflexión!!!.
      Un abrazo y gracias por tu tiempo.

  10. 18/10/2012 en 22:29

    muy buen ejemplo con la situacion de Rafa Nadal.A veces hay que afrontar las situaciones adversas como una oportunidad para prepararse mas y mejor.
    muy buen post.

    • 19/10/2012 en 7:27

      Gracias Alberto por aportar tu reflexión, a mí particularmente Rafa Nadal es una persona que me transmite mucha coherencia y autenticidad, y está claro que cuando aceptamos la realidad, otras posibilidades se abren.
      Un saludo y gracias por tu tiempo.

  11. 04/11/2012 en 20:36

    Escuche una frase por allí “Lo que resiste persiste”. Creo que es muy sabia con respecto al tema del no aceptar y sus consecuencias. Habitar el presente es todo un desafió si no soltamos el pasado y vivimos pendiente del futuro, por que significa aceptar que todo lo que existe es el ahora, y que todo lo demás esta en nuestra imaginación.
    Si aceptamos esta realidad, entonces tenemos que aceptar también que no hay camino sino que, como escribió Machado “Se hace camino al andar”, que tendremos que ser flexibles, y modificar nuestros paradigmas de acuerdo a las situaciones que se nos planteen. Considero que eso es aprender a vivir sin red, y sustentados en la autoconfianza, construir nuestro propio camino. Es una verdadera responsabilidad, puede darnos miedo y a veces hasta paralizarnos, pero si lo logramos habremos pasado por este camino dignamente y habremos dejado en el nuestra propia marca a través de la cual seguramente seremos recordados. Es mi forma de verlo.
    Muy buena la nota

    Saludos.

    • 05/11/2012 en 7:55

      Gracias Alejandro por tu aporte, coincido en tu reflexión y por más que a veces nos encontremos en el camino con situaciones incómodas, debemos tomarlas como aprendizajes, que una vez anclados, seremos más fuertes y sabios.
      Un abrazo y gracias por tu tiempo.

  1. 17/10/2012 en 22:36
  2. 21/01/2016 en 18:40
  3. 01/02/2016 en 12:08

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: