Inicio > Coaching personal > Mantenerse desde la EXCELENCIA

Mantenerse desde la EXCELENCIA

ExcelenciaLa gran mayoría de las personas luchan y caminan a diario buscando alcanzar objetivos, metas, completar proyectos, arrancar una empresa, conseguir una gerencia o dirección….en fin, cientos de logros posibles que podría enumerar.

En el camino particular de cada persona hay de todo, desde quienes lo dejan al primer obstáculo hasta los que ponen sobre la mesa todos los recursos y talentos que tienen para llegar a su destino. Estos últimos pasan todo tipo de situaciones, se esfuerzan, luchan contra sus miedos e inseguridades, aprenden, destacan, se caen y se ponen de pie, no se rinden, su autoestima por momentos es alta y en otros se derrumba pero al final siempre están de pie.

Una vez que superan la travesía y alcanzan su propósito, objetivo o meta, sienten una enorme satisfacción, comienzan a vivir un período de regocijo interior y reconocimiento externo por su obra, con lo cual a partir de allí comienza el mayor peligro….”VIVIR EN LOS LAURELES”.

Hemos escuchado todos muchas veces la frase, “llegar puede hacerlo cualquiera pero mantenerse no”. Estas creencias urbanas (frases, refranes) son peligrosas porque muchas personas las toman como mandatos, por eso en esta que he mencionado discrepo en su primera parte.

Llegar a lograr un objetivo no lo hace cualquiera, ni mucho menos, es muy difícil alcanzarlo cuando se trata de algo vinculado con tu plenitud y satisfacción interior, porque aquellas personas que se ponen metan muy inspiradoras, primero deben ser muy valientes para emprender el camino y luego deberán superar muchos retos emocionales y luchas interiores para llegar ahí.

¿Cuántas personas abandonan el camino a sus sueños por no poder romper con sus hábitos tóxicos?. Lamentablemente conozco a muchos que sus saboteadores han sido más fuertes que ellos y se han resignado a vivir en su zona de confort, pudiendo haber hecho de sus vidas algo mágico.

Por eso hay que felicitar a quienes lograr llegar a la meta, aunque luego viene algo que considero más difícil y es, MANTENERSE DESDE LA EXCELECIA.

El principal enemigo nuestro es caer en la zona de confort, el de establecer los nuevos límites, quedándonos a vivir allí durante muchas décadas y si nuestro saboteador es hábil, nos mantendrá allí eternamente.

Te pregunto, ¿ A cuántas personas conoces que llegan a la cima en sus profesiones y una vez que están allí se estancan pronto?. En los puestos de grandes empresas se ve a menudo, muy buenos profesionales llegan a lo más alto pero después de esa carrera en vez de superarse desde la excelencia se acomodan, es como si perdieran el instinto de superarse más. Esto también sucede en el deporte muy a menudo.

Hay que tener en cuenta que son dos cosas muy diferentes llegar y mantenerse, en la primera  no cuentas con un montón de recursos y conocimientos, es como que todo es cuesta arriba, nuestra autoestima por momentos es una “montaña rusa”, tienes que superar muchos retos externos e internos, pareciera como que todo cuesta más y después de mucho compromiso, constancia e intensidad llegas.

La segunda parte, la de mantenerse también es complicada porque allí tendrás un rival interno muy potente, tu EGO. Ya que constantemente te recordará tu logro y lo que has luchado por llegar y eso puede que te haga perder intensidad en tus acciones. Pero recuerda que aquí el escenario es muy diferente a la etapa anterior, aquí ya cuentas con muchos recursos, una posición mucho mejor, tienes mucha experiencia, sabiduría, tu autoestima está reforzada pero esto será una ventaja si centras tus acciones en la EXCELENCIA y el no perder el foco nunca de tus nuevos retos que te conducirán hacia la maestría.

Se dice que un profesional alcanza la maestría cuando lleva 10.000 horas en lo suyo, seguramente es así pero claro para llegar a esa cifra antes debe pasar las etapas mencionadas anteriormente, porque si no eso le será prácticamente imposible alcanzar.

Considero que llegar es difícil pero mantenerse con EXCELENCIA aún más, porque allí el peligro de relajación y la presencia constante del Ego, que hacen peligrar estirar los límites para llegar a la maestría y a tu constante desarrollo.

Categorías:Coaching personal
  1. 14/05/2013 a las 9:48

    Recuerdo una frase dicha por el cantante Raphael en una entrevista en TV. Le preguntaba la periodista que cómo podía mantener ese ritmo de trabajo y constancia, refiriéndose a sus ensayos para una conocida obra de teatro. Y vino a decir algo como: “no me puedo permitir otra cosa, ellos son aún jóvenes y todo lo que hagan les servirá para ganar, yo estoy en la cumbre y sólo me queda perder, no me puedo relajar”.

    • 14/05/2013 a las 9:57

      Gracias Maricarmen por tu aporte porque la frase que citas de Raphael, resume el mensaje del post.

      Un abrazo y que tengas una muy buena semana.

  2. jorgelina solozabal
    14/05/2013 a las 14:03

    German, Altisima tu editorial. Gracias

  3. Paco Lucena
    14/05/2013 a las 17:39

    Gracias German como siempre un magnifico post

  4. 16/05/2013 a las 11:16

    German, muchas gracias por este post tan aleccionador. Gracias porque esta es la enseñanza que debemos proponer y transmitir a todo el mundo para saber como poder adaptarnos al cambio que estamos sufriendo en el mundo. La excelencia esta empezando a ser mucho mas que una opcion y es consustancial con el desarrollo del ser humano.
    Para mi supones un gran descubrimiento.
    Gracias por tu aportacion.

    • 16/05/2013 a las 19:42

      Muchas gracias José Manuel por tu comentario y tu tiempo, me alegro que le encuentres valor al post. Estoy totalmente de acuerdo en lo que reflexionas, es muy importante saber en que perspectiva nos encontramos y a partir de ahí actuar.

      Un abrazo y el placer es mío.

  5. Nuria
    20/05/2013 a las 9:57

    No sabes lo dificil que es mantenerse allá arriba en forma.

    • Sofía
      20/05/2013 a las 11:37

      Estoy de acuerdo contigo Nuria, y le añadiría un matiz, quiero decir, efectivamente “mantenerse allá arriba” es COMPLEJO y de ahí tan importante que, como bien indica Germán y también señalaba Aristóteles, hagamos buen uso de nuestra capacidad de autotelia, o sea tomar el mando de nuestra vida, ser verdaderos protagonistas y responsables de la misma y estar “alerta” estimulandonos para mantenernos en actitud constante de ETERNOS APRENDICES.

      Gracias Germán por toda la sabiduria que generosamente compartes.
      Un abrazo

      • 20/05/2013 a las 12:05

        Gracias Sofía por tu aporte y tiempo. En tu reflexión señalas muy bien la clave que es ser ETERNOS APRENDICES, y esto es difícil porque cuando consigues logros, nuestro ego suele aparecer en acción y busca que nos olvidemos del espíritu aprendiz.

        Un abrazo y que tengas buena semana.

    • 20/05/2013 a las 12:03

      Hola Nuria, de lo que conozco sé lo difícil que es, por eso me encargué en diferenciar las dos etapas.

      Un saludo y gracias por tu tiempo.

  6. 20/05/2013 a las 12:05

    Gracias por compartirlo, un saludo.

  1. 20/05/2013 a las 7:17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: