Mis tiempos contra los del universo

Tiempo -universoUna de las cosas que más nos cuesta aprender en esta vida es la PACIENCIA, totalmente lógico que suceda esto porque no nos enseñan en nuestra formación esta asignatura, más bien debemos aprenderla mediante los diferentes golpes o traspiés que vamos recibiendo a lo largo de nuestra vida.

Además la PACIENCIA es el anti valor de la sociedad actual, en la cual prima la velocidad, todo lo rápido, las prisas, la vorágine, nada de tiempo para reflexionar.

Nuestra sociedad moderna es un reflejo de lo que sucede en la informática, lo que es novedad hoy, dentro de cuatro meses ya es antiguo, lo mismo sucede con las personas, todo debe ser para hoy y no hay tiempos y mucho menos PACIENCIA.

Cuando nos encontramos en un proceso de cambio o caminando hacia una meta, objetivo o un sueño y aparecen dificultades lógicas del camino que provocarán un cierto retraso en el camino, automáticamente aparece la ansiedad y nos mete en un estado de emociones negativas para nuestros propósitos.

Al encontrarnos en un estado de ansiedad, nos descentramos de lo importante, estamos en una perspectiva que queremos todo ya, pensamos constantemente en el resultado, nos olvidamos de todo lo que debemos hacer, comienza todo a hacerse eterno y claro, comienzan las dudas, miedos, inseguridades, dando así paso a nuestros saboteadores para recibir por parte de ellos mensajes destructores.

Con lo cual a partir de este momento comienza la batalla entre “mis tiempos contra los del universo”. Esto significa que queremos controlar todo lo externo, que el tiempo que gestiona la vida o el universo se ponga a nuestra disposición y haga lo que queremos, ¡YA!!!!.

Cuando las personas nos centramos en controlar cualquier agente externo, estamos entrando en un territorio donde la ansiedad, el estrés, la frustración y los miedos nuestros serán los protagonistas de cada día que vivamos, porque es imposible gestionar los factores externos, lo único que podemos dominar es nuestra actitud, pensamientos, acciones, emociones, es decir todo lo referente a nuestro interior. Y en el momento que lograr gestionar adecuadamente todo esto, verás como los tiempos del universo parecen vivir en sintonía con los tuyos.

Correr o querer acelerar los tiempos del universo o la vida, es la peor perspectiva que podemos situarnos en cualquier proceso de cambio o consecución de objetivos que querremos alcanzar, porque nos olvidaremos del proceso, perderemos foco de la situación, estaremos pensando en el resultado constantemente, dejaremos pasar por alto sin darnos cuenta detalles muy sutiles y claves, cambiaremos nuestro carácter, estaremos atrapados por la ansiedad y por supuesto nos disfrutaremos de los pequeños logros, avances, crecimientos, aprendizajes y los pequeños estiramientos de límites que vamos haciendo.

Hay momentos del proceso como que nos encontramos en una meseta, como que el tiempo es eterno, no avanzamos, nos sentimos atrapados en el mismo sitio y vemos como el tiempo avanza y nosotros pareciera que retrocedemos. Esos son los peores momentos, porque nuestros saboteadores nos atacan bien, con esas voces internas que nos provocan muchas dudas e inseguridades. Aquí será clave para mantenerse en pie, sacar el mejor antídoto para luchar contra esto que es la combinación de la PACIENCIA con la TOLERANCIA.

El buen uso de esta potente combinación nos hará ver que es un momento de espera, que debemos seguir haciendo lo que nos toca y nada más, porque del resto se encargará los tiempos de la vida o el universo, y cuando deba ser saldremos de allí, siempre y cuando mantengamos la actitud adecuada. Porque muchas cosas que nos toca atravesar en determinados momentos parecen una molestia pero luego con el paso del tiempo nos damos cuenta de la importancia que tenían en aquel momento.

La clave está en estar centrado en todo aquello que podemos controlar, sembrar PACIENCIA y utilizarla cuando la ansiedad quiera apoderarse de nosotros.

Recuerda que tus tiempos no son los del universo.

  1. Anna
    11/07/2013 a las 7:28

    Casualidades de la vida o justamente este post parece a medida para mi. Me ha gustado mucho leerlo.
    Gracias Germán.

  2. Elena
    13/07/2013 a las 15:22

    Tod@s deberíamos saber cómo hacerlo en nuestro beneficio personal y saludable para los que nos rodean, que sufren nuestras consecuencias negativas. Ha sido una fabulosa aportación que lleva a una reflexión pedagógica de las emociones. Muchas gracias!! Un saludo.

    • 14/07/2013 a las 10:14

      Muchas gracias Elena por tu aporte y comentario. El aprender a gestionar nuestros actos y emociones, hace que quienes nos rodean se beneficien de esto.

      Un abrazo y gracias por tu tiempo.

  3. Conchy
    15/07/2013 a las 14:49

    Muy cierto. Nos preocupamos y en exceso del tiempo que emplean los demas el realizar nuestros objetivos….. Olvidando que son los nuestros y que ese tiempo no es gestión nuestra. Gracias por hacer que lo recuerde….

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: