Decir NO es decir SI a algo

PuertasUna de las cosas que más nos cuesta es aprender a decir que “NO”, parece algo sencillo pero a diario nos vence esto y acabamos diciendo “SI”, a cosas que nos distraerán y que no suelen ayudar a concretar en hechos las prioridades.

La razón por la que nos cuesta tanto decir “NO” muchas veces es por varias razones que tenemos dentro nuestro, es decir, algo grabado en nuestro subconsciente que a la hora de actuar, acabamos diciendo el “SI” (aunque en fondo sabemos que debemos decir “NO”).

Con lo cual es muy importante saber cuál o cuáles son las razones por las que no decimos “NO”, ya que esto nos ayudará a saber dónde radica el problema y a partir de aquí, si realmente interesa cambiar, podemos comenzar algunas acciones para resolverlo.

Dos de las causas más comunes en estos casos son, los diferentes apegos y el miedo a quedar mal.

En el primer caso no hay un solo apego, sino que hay varios, puede ser por necesidad de control, es decir, estar en todo y por más que no deberías hacer esa acción porque te distraes de lo prioritario, dejas de lado esto y lo haces te lo pidan o no.

En estos casos existe en la persona, a parte del apego, inseguridad, falta de confianza, te recuerdo que los apegos fuertes surgen porque la persona tiene instalada la creencia limitante, que si lo pierde o se desprende del mismo, su “mundo” se vendrá abajo.

Por esto hay muchas personas incapaces de perderse algo, necesitan estar en todo, dejando de lado lo importante y necesario para ese momento, pero sus apegos e inseguridades son tan potentes que al final no saben decir “NO”.

La otra causa bastante común es el miedo a quedar mal o “qué dirán de mi si no voy o no lo hago”. Esto se debe también a un poco de falta de autoestima, porque una persona que está segura de lo que hace en todo momento, cuando dice “NO” a algo, sabe por qué lo hace y el beneficio que le representa no hacerlo.

Además una persona segura de si mismo, no gasta ni tiempo ni energía en adivinar lo que pensará el otro y como actuará cuando le diga que “NO”. Con esto no digo que sea fácil lograr convertir esto en un hábito pero con constancia y conocimiento de uno mismo, esto se consigue seguro.

Decir que “NO” a algo que distrae a uno es decir “SI” a algo importante para tus beneficios y objetivos.

También debemos tener cuidado y estar alertas de los “saqueadores de tiempo, energía y talentos”. Hay individuos que tienen la habilidad de detectar a personas que les cuesta decir “NO” y encima tienen un talento, una habilidad o un conocimiento de algo. Los cuales suelen acercarse pidiéndoles el favor y estos como no saben decir “NO”, le dedican todo el tiempo y la energía necesaria para satisfacer sus necesidades.

Por supuesto todo esto es gratis o por un mínimo importe y en muchos casos ni les dan las ¡gracias!!!!!.

La mejor forma de apoyarse para decir “NO” cuando debes hacerlo y no sabes que decir, es hacer uso de tus VALORES y objetivos, con lo cual cuando aparezca esta situación, preguntes a esto, si hacer eso te acercará o te alejará de tus metas o valores. Porque la respuesta de esto, te permitirá con total certeza, decir “NO” o “SI”.

Por eso ten en cuenta que cuando dices “NO” a algo, estás diciendo “SI” a otra cosa.

 

  1. 11/02/2014 a las 7:26

    Buenos días Germán,

    Me quedo con esto: “La mejor forma de apoyarse para decir “NO” cuando debes hacerlo y no sabes que decir, es hacer uso de tus VALORES y objetivos, con lo cual cuando aparezca esta situación, preguntes a esto, si hacer eso te acercará o te alejará de tus metas o valores. Porque la respuesta de esto, te permitirá con total certeza, decir “NO” o “SI”.”

    Esto que dices es la brújula para tomar la decisión correcta.

    Lo difícil es tener la serenidad necesaria en cada momento para preguntarse que es lo que más nos conviene. Al menos para mi.

    Un saludo.

    Víctor Gómez

    • 11/02/2014 a las 7:37

      Hola Víctor,
      me alegro que le encuentres valor al post y el fragmento que has escogido, es la esencia del post. Cuando una persona tiene claro eso y a su vez lo practica para tomar sus decisiones, el proceso se convierte en automático.

      Lo que dices de la serenidad se consigue con el tiempo, cuando no se tiene este hábito de tomar decisiones apoyado en los valores-visión, lleva un tiempo en adquirirlo, pero si uno lo practica, al cabo de un tiempo , lo consigue.

      Un abrazo y muchas gracias por tu aporte.

  2. milcosasquecontar
    11/02/2014 a las 7:29

    Hola Germán, muy buen post.
    La verdad es que es superdifícil eso de decir que no en algunas ocasiones. A las razones que has puesto añadría otra, sentirse mal por decir no, o sentirse responsable por decirlo. Me explico. A mí, más que preocuparme lo que piense el resto, me sabe mal hacerlo. Si alguien me pide ayuda, me siento egoista por no dársela e intento hacerlo. O por ejemplo, en el trabajo, me siento responsable de que no salgan las cosas.
    El problema, además del que has explicado, es encontrarte a alguien que se aproveche de la situación, que sepa que te cuesta decir que no y saque provecho de eso.
    Un saludo a todos,
    Marga

    • 11/02/2014 a las 7:40

      Hola Marga,

      como siempre gracias por tus aportes. Lo que comentas sobre los que se aprovechan, es una realidad, por eso en el post he puesto la figura del “saqueador”, especialistas en aprovecharse de estas personas que les cuestan decir NO.

      De lo otro que comentas, cuando no decimos NO por nos sienta mal pero en el fondo uno no quiere hacerlo, es porque hay algún apego oculto o bien porque asumimos de manera insconsciente la figura “del salvador” y esto también perturba y mucho en conseguir nuestras metas sin distraernos.

      Un abrazo y gracias por tu tiempo.

      • milcosasquecontar
        11/02/2014 a las 12:35

        hola Germán,
        primero gracias, y segundo, tu respuesta me ha recordado algo que me dijiste hace un tiempo, sobre el apego al resultado. Voy a tener que volver a pensar en ello.

      • 11/02/2014 a las 12:48

        Gracias a ti Marga y lo del apego es una batalla a librar a diario y más el del resultado.

        Un abrazo.

  3. Fernando Jiménez
    12/02/2014 a las 0:43

    Gracias Germán… otro Post … en su punto!!
    Un abrazo!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: