No confundas ACEPTACION con resignación

reir lluviaEste post se me ha ocurrido escribirlo a raíz del libro que estoy elaborando sobre el camino que debe recorrer un trader (y en cualquier aspecto de la vida) para llegar a ser consistente, en el cual dedico una parte pura y exclusivamente a realizar un viaje interior para que luego conquiste su mundo exterior.

Y una de las situaciones que más se me venía a la cabeza mientras escribía esa parte del libro, lo importante que es aprender y saber ACEPTAR.

Muchas veces cuando hablo en determinados webinars, seminarios o mesas redonda sobre este tema, al principio percibo la sensación de quienes están del otro lado, como que les estoy dando un mensaje de contradicción por mi parte, es decir, como un profesional de mis características ¡pide que aceptemos como estamos o somos!.

Todo esto viene porque muchas personas confunden aceptación con resignación y realmente son dos perspectivas y actitudes muy distintas, por eso me gustaría explicar brevemente a que me refiero cuando hablo de estos dos escenarios.

Cuando una persona busca un giro, un cambio importante en su vida o profesión, el primer paso para lograr esto, es ACEPTAR su realidad, sus actitudes y decisiones que ha tomado de forma consciente o inconsciente. Esto es fundamental si queremos subir al siguiente nivel, porque si esto no sucede, seguiremos echando culpas al mundo y creyendo que la “mala suerte” esta cebada con nosotros.

ACEPTAR es humildemente describir lo que sucede, actuar con sinceridad y llamar a las cosas por su nombre, sin ningún ánimo de auto hundirse y pegarse a si mismo, si no ver lo que sucede, siente y tiene, no hace falta más. También esto suele estar influenciado por las circunstancias de la vida y con esto no podemos luchar ni modificar, porque no tenemos un control absoluto sobre ello.

A medida que vamos haciendo el camino, la vida nos va poniendo situaciones, que muchas veces no las hemos pedido, pero por intermedio de los obstáculos nos pone a prueba para que estiremos límites y de esa forma, podernos superar para subir de nivel.

Con lo cual ante esto podemos elegir dos actitudes, o enfadarnos, protestar, sentirnos maldecidos, etc…. o bien ACEPTAR lo que tenemos en frente y a partir de ahí, sacar todo nuestro ingenio, talento, conocimiento y valores para superarlo; de modo de seguir adelante hacia nuestros sueños.

Esto es como surfear una ola por ejemplo, el surfista la ve venir, si le gusta, se sube pero una vez que está sobre ella, trata de utilizar todo su talento para hacerlo bien y llegar a la costa. No comienza a protestar o quejarse una vez que la toma porque ésta no es de su gusto, agrado o satisfacción. Cuando ya está en ella, se deja llevar e intenta poner lo mejor de si para cumplir con su objetivo.

Y la vida es así, olas constantes que debemos tomar, aceptar como vienen y surfearlas de la mejor manera, algunas nos caeremos y otras las superaremos con sobresaliente.

Sin embargo Resignarse es tirar la toalla, retirarse, abandonarse, huir, dejarse dominar por la negatividad, creer que la “mala suerte” te tiene cautivo, es quejarse de todo y pretender que el mundo cambie solo para ti.

ACEPTAR tu realidad y sincerarte contigo mismo, es el primer gran paso hacia el cambio o subir de nivel en la vida.

Por eso ante tu realidad debes decidir en que perspectiva quieres situarte, en la de ACEPTARLA para poder ponerte manos a la obra en cambiarla o en resignarte a esperar que se te aparezca el genio de la lámpara para que la cambie…..

  1. José Luis
    11/03/2014 a las 12:23

    Qué interesantes tus reflexiones Germán, casualidad estoy trabajando este tema en cambios de hábitos y, observo que tanto en los personales como en los organizacionales el primer paso es la ACEPTACIÓN (así en grande). Y, curiosamente es lo que más nos cuesta… Aceptar la situación en todos los términos (aceptarnos a nosotros y aceptar lo que ocurre)… Claro, esto exige unos mínimos de autoestima, estima del entorno y corresponsabilidad, para que no se produzca esa resignación que comentas.

    Paradójicamente, mientras no aceptamos la situación, no estamos en disposición de cambiarla ¿Por qué?… Porque para que sea efectivo el proceso, primero tenemos que operar el cambio en nosotros mismos, antes de comenzar el cambio alrededor.

    Saludos

    • 11/03/2014 a las 13:12

      Me alegro José Luis que el post te haya aportado valor. Coincido contigo en el comentario que aportas sobre la ACEPTACION, porque si no se da este primer paso, lo demás será imposible de modificar.

      Lo potente de aceptar, es como decir un SI a crear acciones con el fin de modificar tu realidad en base a tus objetivos, además cuando uno mejora, automáticamente lo hace el entorno.

      Un abrazo y muchas gracias por tu tiempo.

  2. 11/03/2014 a las 21:21

    Reblogueó esto en Inteligencia Emocional & PNL.

  1. 13/03/2014 a las 11:25
  2. 08/04/2014 a las 21:25

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: